Yana Alvarez: La Educación en Tiempos de Cuarentena.

Buenos Aires-Argentina (Por Yana Alvarez (1).- Por estos día los docentes nos hemos visto en la situación de dar clase dentro de un entorno virtual y de emplear herramientas que en nuestra carrera como tales, no fuimos preparados. Uso de celulares, plataformas digitales, clases con videos-conferencias, y el armado y dictado de clases con contenidos pedagógicos para alumnos que no conocemos personalmente, tal vez si sus nombres o sus apodos como usuarios en algunos casos. Esta nueva forma de educación rompe con todos los paradigmas tradicionales en materia pedagógica, aquellos que alguna vez aprendimos en el magisterio y profesorado.

Yana Alvarez, charanguista, cantante y bailarina de tango.

Todas las crisis mundiales, estatales y políticas impulsaron cambios dentro de la estructura del pensamiento pedagógico. Para comprender qué es esto de la educación escolar, la docencia y el aprendizaje y cuáles son las razones generales para afirmar la existencia de una “crisis” es necesario remontarse hacia más de cuatrocientos años atrás. En 1679 aparece publicada la primera edición limitada de la Didáctica Magna, de enormes consecuencias en el devenir del pensamiento pedagógico moderno. La modernidad en pedagogía se inaugura con esta obra fundante, completa y universalizante. La Didáctica Magna se posiciona respondiendo al desafío que la modernidad planteaba respecto de la educación del cuerpo infantil. Muchas obras pedagógicas la antecedieron, no solamente en el tiempo, sino también en los conceptos. En el Professio Regia de 1576 aparece por primera vez la palabra “currículum” dirigida a explicar los estudios y el aprendizaje. El núcleo central de la obra de Comenius condensa los aspectos que la pedagogía del siglo XVI y principios XVII ya había delineado. Estos métodos o modelos de educación y enseñanza fueron planteados para un cuerpo de alumnado presente dentro de una habitación a la cual nosotros llamamos aula, donde la responsabilidad del mantenimiento del orden sobre el cuerpo infantil es del docente. Para Comenius el gobierno de las escuelas debían respetar un esquema piramidal: el enseñante debía hallarse en la cúspide y los aprendices en la base. Ejercicio de poder que se basa en la diferencia entre el niño y el adulto: adulto-docente ocupa el lugar del que sabe, niño-alumno ocupa el lugar de quien no sabe. Qué paradoja en estos tiempos de cuarentena, muchos docentes desconocemos las nuevas herramientas tecnológicas indispensables para poder llevar a cabo nuestro trabajo como educadores, por el contrario nuestros alumnos si las dominan, entonces el lugar o ubicación en la pirámide de 1576 ha cambiado. Pero hay que tener en cuenta que la crisis está, según mi punto de vista en él manejo la herramienta, y en el modo en el que se presenta la nueva plataforma de aula virtual, el orden general, el método indiscutido y hegemónico se ve tambalear ante este nuevo paradigma de la educación.

El pasado y el presente de la pedagogía moderna.

La pedagogía moderna halla sus orígenes en los siglos XVII y XVIII. Para la pedagogía modera la escolaridad será simultánea en sus dos niveles; un maestro frente a un grupo homogéneo de niños, enseñando al mismo tiempo los mismos contenidos, de este modo, la victoria de la instrucción simultánea habrá de construir el paisaje típico de la pedagogía moderna y también el de la efectiva escolarización. A lo largo del tiempo hasta nuestros días no dejarán de surgir autores, pedagogos, que a pesar de ciertas diferencias en lo que respecta a sus propuestas concretas, seguirán transmitiendo una serie de preocupaciones relativas a la cuestión de la organización de la instrucción simultánea. Este es el terreno que atraviesa la crisis educativa, cómo plantear un nuevo esquema de organización, en donde los educandos no son instruidos al mismo tiempo y en un mismo lugar. Hoy estamos en presencia de una crisis de la escuela moderna.

Crisis de la institución escolar moderna.

 Actualmente, el docente sigue siendo un componente central en el funcionamiento escolar. El docente continua siendo responsable de la ejecución de acciones  de enseñanza de acuerdo con prescripciones pedagógicas. Pero ya no hay un método indiscutido, hegemónico. El lugar del docente, como lugar del exclusivo, del que sabe, está puesto en cuestión por la aparición de los nuevos medios tecnológicos de comunicación, y el acceso al saber a través de esos mecanismos extraescolares. El niño posee en la actualidad un acceso a los medios de comunicación, un acceso a la información, equivalente al adulto. Las posibilidades de conocer no se hallan únicamente en el ámbito escolar. En la escuela moderna los libros de textos seguían al pie de la letra el modelo narrativo del primer texto escolar: el Orbis Sensualis Pictu de Comenius. Muchos de nosotros, los docentes hemos leído estos textos durante nuestro profesorado, nos hemos instruido con ellos, pero en esta realidad mundial que nos impide dictar nuestras clases en nuestros espacios habituales escuela – aula, nos resulta imposible sostener aquellos modelos uniformadores, ahora los espacios virtuales que nos presenta el alumnado son heterogéneos y diversos.

Conclusión

En la actualidad la información está sobre expuesta, los medios desbordan de información, el punto es saber canalizar, guiar a nuestros alumnos hacia la información correcta para su aprendizaje. En lo que respecta a la situación de la infancia, cabría preguntarnos: ¿Existe la infancia? Desde las clásicas obras de Aries se sabe que la infancia es una construcción moderna definida por la adjudicación de ciertas características a una parcela de la sociedad. Si la escuela moderna es la escuela de la infancia pedagógizada, de la infancia encerrada en un aula frente a un adulto que impone su saber como único medio informativo para su aprobación, estos tiempos en los que estos modelos hegemónicos han cambiado a raíz de un aislamiento social preventivo y obligatorio impuesto en todo el planeta, hoy se da un quiebre de aquel modelo y genera una crisis, la crisis de la infancia contemporánea que se presenta en dos extremos: la infancia hiperrrealizada (como la nombra Mariano Narodowski , pedagogía)  infancia de la realidad virtual, con acceso a internet, computadora, tv por cable que demanda inmediatez y la infancia desrrealizada, la que vive en las calles que es autónoma e independiente, infancia excluida de internet y también excluida de esta educación que por estos momentos la realidad mundial brinda.

(1) Yana Alvarez- Cantante de música folclórica y latinoamericana-Charanguista y bailarina de tango. Más Información: +54911-3493-2069

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *