Buenos Aires-Argentina.- Mi infancia estuvo envuelta  en su sonido y tuve conciencia de este instrumento recién a los 5 años de edad. En la actualidad, lo ejecuto y su sonido me remonta inevitablemente a aquellos momentos en que nuestra casa familiar se llenaba de música.

He tratado de hacer una pequeña reseña de este instrumento, contando su origen y características que lo hacen propio e indiscutiblemente un instrumento del altiplano andino . Para ello me he basado en la lectura de varios libros tales como: “Historia del Charango”  del charanguista Ernesto Cavour, “Introducción a las afinaciones y temples del Charango” del  musicólogo peruano, Omar Ponce Valdivia. También agradezco el aporte del director del Instituto Superior de Música Helios, profesor Eliodoro Nina.

Orígenes del Charango

Ernesto Cavour sostiene que el charango tiene sus orígenes en la antigua vigüela de mano, instrumento de tamaño pequeño, mediano y grande introducido en América en la conquista española en el siglo XVI. La vigüela de mano es precursor directo del charango, no solo por sus características físicas y sonoras, y sus diferentes tamaños, sino también por su difusión masiva del instrumento en la región del origen, por ejemplo en la ciudad de Potosí – Bolivia, el charango debe su origen principalmente al hombre lugareño, quien fabricó un instrumento cordófono parecido a la vigüela. En la construcción dejó plasmado su ejecución y sentimiento propios de los indígenas y campesinos lugareños. Esto demuestran los arrieros (comerciantes campesinos) que trajinan por todas partes llevando en sus manos este instrumento como fiel compañero. El charango es un instrumento cordófono que nació en la época de la colonia en la explotación de las minas de plata del gran “Sumaj Orkho” de la ciudad de Potosí, donde se  difundiría primeramente entre las manos de los indígenas. Cabe destacar que tanto Bolivia como Perú fueron los dos países de mayor influencia en la construcción y ejecución de este instrumento debido a la explotación de las minas de oro y plata durante el período de la conquista. De este modo, es inevitable mencionar que la conquista española, siglo VXI, posibilitó el cambio fundamental en la música del altiplano tanto desde el punto de vista de los sistemas musicales, como el aspecto organológico. Instrumentos como la vigüela y la bandurria, traídos de España por los conquistadores, pasaron a manos de los criollos, mestizos y finalmente a los pobladores originarios de esta América, quienes luego dieron su aporte creando este instrumento que conocemos como charango.

Documentos Iconográficos y bibliográficos

En el archivo Nacional de la biblioteca de Sucre – Bolivia en el libro de Escrituras Públicas del escribano Aguilar – 1568. Folio 2264. Se lee el acuerdo de la creación de una escuela de danza y vigüela La Plata-Sucre (Chuquisaca) allí se expiden cinco Manuscritos que dan testimonio del uso de este instrumento. Como testimonio iconográficos podemos destacar a las Sirenas talladas en la portada de la Catedral Mayor de Puno – Perú esculpidas en 1757, también hallamos evidencia de ellas, en la Iglesia de Pomata – Perú donde se aprecia a una sirena ubicada en la bóveda del presbiterio, tocando otras vigüelas – charango. También se encuentran evidencias iconográficas en el Retablo de la Merced de Sucre – Bolivia siglo XVIII que aparecen ángeles tocando este instrumento. Estos ejemplos demuestran la intercomunicación y el traslado de minerales con destino a Europa, comprende las regiones de Bolivia y Perú como centro de explotación e implementación ideológica con la evangelización que comprende un área comercial de minerales, que dio origen al charango.

Etimología del nombre charango

Cavour sostiene que la palabra charango deriva de dos vocablos americanos, “Charanga” y “Charanguero” en el siglo XIX al charango se lo llamaba Charanga. Se presume que los primeros charangos fueron construidos de madera laminada extraídas de los embalajes que traían los españoles desde Europa. También con maderas nobles que por intercambio comercial, llegaban desde las partes bajas a regiones altas, posteriormente fueron construidas con el caparazón del quirquincho (armadillo) caparazón de tortuga, maderas ahuecadas o conchas de animales.

Clasificación del charango

Instrumento cordófono cromático, su cuerpo de resonancia va unido al mango. Pertenece a la familia de los aludes y representa una especie intermedia entre la guitarra y el mandolín moderno, tiene de la guitarra la caja en forma de ocho y del mandolín las cuerdas dobles. Haciendo un análisis del uso de sus diferentes tipos de cuerdas podemos decir, que al principio se utilizó la cuerda de tripa (hecha de intestinos de animal) su grosor variaba por  lo que no había buena calibración. Posteriormente se reemplazó por cuerdas de metal y en la actualidad existen cuerdas de nylon especialmente calibradas para su uso profesional. El charango tiene cinco cuerdas dobles y muchas veces, tres y dos triples ´por ejemplo: tres primas, dos segundas, dos terceras, tres cuartas y dos quintas. En su modo de templar el charango poseen una afinación alternada con cinco órdenes de cuerdas dobles, dando los órdenes al aire una escala pentatónica defectiva, partiendo de cuerdas graves hacia las agudas. Según Omar Ponce Valdivia, en la música andina Temple o Timple es la denominación que se da al conjunto de notas, relaciones interválicas y sensaciones de altura y densidad en las cuerdas de un instrumento cordófono cuando está afinado. En los charangos estas relaciones de altura, densidad y timbre se constituyen en las afinaciones propias de cada variante de instrumento y, por lo tanto propias para la ejecución de sus músicos o expresiones musicales respectivas.

 Algunos tipos de charangos tradicionales

Charango tipo: Más difundido como internacional. Diez cuerdas en cinco órdenes.

Walaycho o Kalampeador: Tiene diez cuerdas en cinco órdenes, cuerdas metálicas o de nylon más pequeño que el charango tipo.

Anzalpeño o Charango campesino: En forma de pequeña guitarra con espalda plana en cinco órdenes con cuerdas de metal, más pequeño que el charango tipo.

 

(1) Cantante de música folclórica y latinoamericana-Charanguista y bailarina de tango. Más Información: +54911-3493-2069

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

El arte precolombino como medio de comunicación de las sociedades andinas

Buenos Aires-Argentina. La cantante de música latinoamericana y columnista de LaColumnaNOA…