Salta - Argentina: lunes 15 de julio 2024 01:46 hs.

 “Vi la angustia de mi padre cuando vislumbró lo que se venía”, contó el hijo de Luis Aredes, ex intendente de Ledesma secuestrado en dictadura.

 “Vi la angustia de mi padre cuando vislumbró lo que se venía”, contó el hijo de Luis Aredes, ex intendente de Ledesma secuestrado en dictadura.

Jujuy / Argentina – En entrevista para LaColumnaNOA, Ricardo Aredes, hijo del médico pediatra Luis Aredes, Intendente secuestrado el 13 de mayo de 1977, en Libertador General San Martín/Jujuy, relató la vida y lucha de su padre; y el conflicto que despertó el resentimiento de los propietarios de la empresa Ledesma.

 

“La empresa Ledesma contrataba a médicos, ya había información de niños muertos en las zafras, que cosechaban la caña de azúcar, trabajaban familias completas. El trabajo esclavo ya venía desde esas épocas. Los chicos morían de diarrea estival, llegaron a haber hasta 16 chicos muertos por día”, contó Aredes.

En aquel momento la solución podría haber llegado con la obtención de mayor cantidad de medicamentos para la atención de los pequeños pacientes. “Le dijeron que no, que a ellos les importaba producir, y que el hospital existía solamente porque la Ley los obligaba. Mi padre insistía y lo echaron, al tiempo lo volvieron a incorporar. (…) En 1973 lo eligen intendente y él quería hacer algo por la gente, y desde la municipalidad obligó a las empresas a pagar impuestos, y con el primer pago que hizo Ledesma mi padre tomó tierras y construyó un barrio obrero. Después se le empezaron a cerrar puertas y también murió el general Perón. Empezó una historia de miedo y vi la angustia de mi padre cuando vislumbró lo que se venía, nunca voy a olvidar su rostro”, recordó. La persecución y el hostigamiento comenzó al año siguiente y no terminaría hasta el día de su secuestro, frente a su familia. De este operativo, se pudo determinar más tarde, que participó Juan de la Cruz Kairuz, al mando del móvil en el cual las fuerzas armadas lo llevarían.

“Un día de llovizna mi padre salió a atender la puerta. Mi hermano y yo sentimos movimiento en la casa, bajamos hasta la escalera, vimos el color verde oliva, las armas y los fusiles. Mi mamá nos mandó a la cama, pero vimos cómo lo subían a un móvil de la empresa Ledesma”, señaló el hijo del ex intendente.

Mirá aquí el relato completo:

editor

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *