Romina Costilla: Las mujeres no van a salir a abortar en masa.

Romina Costilla, escritora y ensayista, salió al cruce de la senadora macrista de Tucumán, Silvia Elias de Pérez, quien había pronosticado una avalancha de recursos contra la ley del aborto sancionada recientemente por el Congreso Nacional, con datos estadísticos irrefutables. En 2013, 49.000 mujeres se internaron en hospitales públicos por problemas de aborto. Es decir que 135 mujeres por día fueron atendidas en centros públicos por aborto. 2 de cada 10 tenían 19 años o menos. Termina su columna parafraseando a Charly García: “Las mujeres no van a salir a abortar en masa” y anticipo que ahora, se viene la pelea contra el Law Fare.

Romina Costilla, escritora y ensayista.

Rosario, Santa Fe (Por Romina Costilla (1).- Los sectores más retrógrados y reaccionarios de la derecha se oponen a cualquier avance de los derechos de las mayorías. Eso los define. Y la reacción ante la ley no es la excepción, lejos de eso ha sido tomado como bandera hace años. La respuesta ante la ley de la legalización del aborto no hizo esperar. Para la embestida contra la norma estos sectores elijen como instrumento al Poder Judicial, único Poder que no es elegido democráticamente, para ir en contra de una ley, la 27.610 de Interrupción voluntaria del embarazo. Una ley totalmente democrática, que fue presentada por el Poder Ejecutivo y luego sancionada por el legislativo, con el apoyo de una mayoría del sector popular, que surge de una lucha en la calle, tomada por el gobierno, y que además es una promesa de campaña que se hizo realidad. O sea, una ley que es la respuesta al reclamo por la despenalización del aborto, una ley hecha en base a la escucha del pueblo que se hizo por parte del Poder ejecutivo, un poder elegido democráticamente.  Según las declaraciones de la senadora de Juntos por el Cambio “celeste”, opositora férrea a la ley,  Silvia Elías de Pérez,  el sector que está en contra de la iniciativa acudirá a la justicia para plantear su inconstitucionalidad. Esto se realizará  a través de medidas de de amparo.

Hipocresía de la Derecha

Este proceso de judicialización es la cara hipócrita que tiene la derecha, que dice defender a la democracia y se dice republicana, apoyándose en un poder, el partido judicial, que es el menos democrático y que a su vez responde a corporaciones, los servicios de inteligencia  y la Embajada de Estados Unidos. Y por supuesto, esto es avalado, difundido y apoyado por los grandes medios de comunicación hegemónicos. La guerra judicial es el instrumento que siempre  usa la derecha para frenar medidas constitucionales que estén del lado del pueblo. En este marco, la senadora declaró: “la Argentina ha tenido los máximos niveles de protección de la vida por nacer que se plasman en la constitución y los tratados internacionales”. Según un documento de Amnistía Internacional, “Aportes de Amnistía Internacional sobre el debate de la despenalización del aborto”,  la despenalización del aborto no contradice los preceptos constitucionales previstos en el art. 75 inc. 23 de la Constitución Nacional, la Convención Americana de Derechos Humanos (CADH) y la Convención de los Derechos del Niño (CDN). En primer lugar, de la lectura del art. 75 inc. 23, que refiere a la protección social de la niñez desde el embarazo, no puede entenderse que se dirige a la protección absoluta del embrión, sino que su objetivo es la promoción de medidas de protección social del embarazo y de los niños. Por este motivo, el cumplimiento de esta norma constitucional no se logra penalizando la práctica del aborto. Basta ver las estadísticas para entender que lo que la senadora plantea es inconsistente, como todo lo que dice la derecha reaccionaria y autodenominada “Celeste” sobre el tema. En la Argentina, se estima que se practican 450.000 abortos por año, 1.233 abortos por día, aproximadamente 51 abortos por hora. La mortalidad de las mujeres por abortos clandestinos  En 2013, 49.000 mujeres se internaron en hospitales públicos por problemas relacionados con el aborto. Es decir que cada día de ese año 135 mujeres fueron hospitalizadas en centros públicos por problemas relacionados al aborto. 2 de cada 10 tenían 19 años o menos .Entre 2014-2016 las muertes por abortos inseguros representan el 17% del total de las muertes maternas, es decir que 2 de cada 10 de las mujeres fallecidas por muertes maternas

Muertes por aborto inseguro: 47 por año.

De acuerdo con los últimos datos disponibles del Ministerio de Salud de la Nación, en 2018 murieron 257 mujeres embarazadas por distintas causas. De este total, el 13,6% (35 defunciones) fueron muertes por un “embarazo terminado en aborto”.  La lucha de las mujeres por la despenalización del aborto no ha sido un capricho. La conciencia que han tenido frente no solo a los números, sino frente a las historias de madres que han dejado huérfanos a otros de sus hijos por abortar clandestinamente, la historia de su vecina, su amiga, de mujeres conocidas y desconocidas que han expuesto su vida al hacerse un aborto clandestino, es el resultado de la gran marea verde. Han sido años de lucha por una maternidad deseada, y sobre todo por la protección de las mujeres adolescentes y atrapadas en situaciones de vulnerabilidad. Porque bien sabemos todos que las que más pierden la vida son las que pertenecen a estos sectores. Las mujeres han sido conscientes de que la legalización del aborto es el resultado de una incansable lucha por la libertad y la soberanía de sus cuerpos. Que la maternidad no debe ser romantizada, puesto que hay casos en que algunas mujeres sufren violencia de género aún embarazadas, casos en los que se ha llegado hasta el femicidio. También se puede deducir frente a los números y estadísticas, que en los países que han legalizado el aborto, la mortalidad materna ha disminuido considerablemente e incluso la cantidad de abortos también, como es el caso de España, quien desde que legalizó el aborto en 2010 ha bajado el número de esta práctica en un 20 %. Las mujeres no van a salir a abortar en masa, como bien dijo el músico Charly García, y ahora la lucha es contra el Law Fare que pretende llevar a cabo la derecha celeste. Sin ir más lejos, el juez federal Miguel Medina habilito tratar una acción de inconstitucionalidad contra el Ministerio de Salud de la Nación  por el protocolo de la ILE. A seguir luchando, chicas, esto no terminó.

(1) Escritora, ensayista. Vive en Rosario, Santa Fe-Contacto: +549341-3780614.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *