Quiero que los AntiCuarentena de Covid 19 vayan a recoger los cadáveres para convencerse.

Por Edgar Isaac Castillo, editor general.

Los datos de hoy de Argentina de la pandemia son los siguientes:  Infectados: 268.574; Recuperados: 192.434 y Fallecidos: 5.246.  Con esta información, los anticuarentena no se convencen. Por esta razón, han convocado a una protesta, fogoneada por los dirigentes y seguidores de Juntos x el Cambio, que lidera el mamerto de Mauricio Macri, y los periodistas mercenarios de los medios hegemónicos que son funcionales a la derecha para ponerse en contra del gobierno de Alberto Fernández. El presidente de la Nación, en conferencia de prensa, respondió, por ejemplo, a un periodista de las actitudes de la oposición, que responde al ex-presidente y espía, que organizó una marcha para manifestar su rechazo a las medidas de aislamiento que dictó el gobierno. Estos energúmenos de los partidos políticos de derecha, que ponen palos en la rueda a la gestión del gobierno nacional y popular, deberían ir a los hospitales públicos a ponerse a trabajar junto al personal de salud, que lo hace a brazo partido para atender los casos de Covid 19 y las emergencias de otras enfermedades, porque estos mismos dijeron que esta cuarentena es una “farsa y una mentira”.

Entonces, como es una farsa y una mentira, deberían ir sin estos elementos de bioseguridad para que sepan, en qué condiciones trabajan estos profesionales. Estos tipos, alimentados y colonizados por el odio, que destilan diariamente los periodistas y medios de derecha, vociferan por los medios que le dan espacio, contra los funcionarios del gobierno nacional que se han puesto al hombro la gestión para resolver los grandes problemas económicos, sociales y políticos que heredó del desgobierno de Mauricio Macri que no sólo hizo crecer la pobreza, la exclusión social, la inflación, sino también la desconfianza y desprestigio por la militancia política. Estos dirigentes de la oposición macrista curiosamente son los mismos que apoyaron y celebraron la dictadura cívico militar de 1976-1983. Han avalado con su silencio o indiferencia cómplice los secuestros, las torturas y asesinatos de miles de profesionales, periodistas, dirigentes sindicales, políticos, militantes de partidos de políticos de izquierda y centro izquierda y de todo aquel que se atrevía a pensar en un país independiente y soberano. Son los mismos que ahora se visten de “democráticos” y denuncian que el gobierno nacional viola sus libertades. Les pido que salgan y vayan a trabajar a los hospitales y a los cementerios y colaboren en la apertura de fosas comunes para el entierro de los cadáveres que se acumulan en las morgues de los hospitales y que den contención a los familiares de estas personas fallecidas. Pero háganlo sin elementos de bioseguridad. Cuando hagan esto y se convenzan que las muertes son reales y no un invento del gobierno nacional, podrán rasgar sus vestiduras y lanzar sus críticas a este gobierno que no sólo tiene que cuidar la salud de los argentinos, sino también se debe ocupar de la economía, trabajo, producción, empleo y de dar de comer a miles de personas y niños que hasta ayer se encontraban abandonados a su suerte y sin esperanzas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *