Pamela Vilán: La Tecnología Sexual en Tiempos de Pandemia- 2da Parte

Pamela Vilán, psicóloga especializada en sexología, desarrolla en este artículo, la segunda parte de la historia de Lucas y Laura que se conocieron por las app de citas en pandemia. En este relato, destaca el valor de la tecnología para cumplir con el sueño de esta pareja que incorporaron productos de Tentaciones Sex Shop -una empresa líder en este rubro- que cuentan con un menú de opciones para cada demanda sexual.

Pamela Vilán, psicóloga especializad en sexología y corresponsal en Capital Federal

Buenos Aires- Argentina (Por Pamela Vilán(1).– Esta mañana me desperté y encontré en mi buzón de e-mails, uno que claramente despertó mi curiosidad en letras mayúsculas y con muchos signos de exclamación que no lo vas a creer!!! Un e-mail de Laura, se acuerdan en mi columna anterior, que conté del encuentro de Laura y Lucas quienes se conocieron en pandemia. Los dos bajaron apps de citas. De hecho mucha gente lo hizo en este tiempo para conocer gente no sólo por amistad, sexo virtual, sino también para conocer una posible pareja. Para desarrollar esta historia, le pedí el teléfono de Laura con quien cruzamos extensos audios de whatsApp con el relato del segundo encuentro con Lucas. Luego de verse por semanas, meses, por video-llamadas, chat-audios hasta que concretaron ese segundo encuentro porque no había llegado al orgasmo. Laura, me contó que pasó después.

La relación de Laura y Lucas en pandemia.

Primer Encuentro: Laura y Lucas
Laura había quedado muy decepcionada de ese encuentro. Sin embargo, sentía muchas cosas por Lucas y él también por ella.La decepción de ese encuentro físico y los  virtuales de sexo y horas de charla sobre sexo que me contó que no tenía un orgasmo por penetración en sus relaciones por internet.

Ella -me contó que se masturbaba y frotaba su clítoris para tener orgasmo y él veía esa escena. No se excitaba metiéndose los dedos en su vagina, sino frotándose su clítoris para estimularlo. Los dos, se tocaban a su gusto. Se veían como lo hacía el uno y el otro. No había tacto. Pero la excitacion llegaba al máximo. Disfrutaban de esta manera y convengamos que es lindo disfrutar el sexo y la sexualidad en forma sana y cuidada.

Historia de Amor y Sexo Virtual.

Segundo Encuentro: Laura y Lucas
Después de muchos mensajes. Después de varias charlas, pues recuerden que estamos en cuarentena. Vernos cotidianamente no es posible por la pandemia. Por eso, Laura optó seguir conversando con Lucas. Ella le confesó lo que había pasado esa noche y le daba bronca y, a la vez, estaba como decepcionada y le confesó no tenía orgasmo por penetración y sabía muy bien de qué modo podía tener un orgasmo con sexo oral o tocándole su clítoris. No quería quedarse con las ganas de ver qué pasaba en el plano amoroso ni en lo sexual. Lucas pidió disculpas y una segunda oportunidad. Ella también sintió que él estaba nervioso y coincidió en darle una nueva oportunidad. Siguió la relación amorosa dos semanas de manera virtual como lo venían haciendo y todo marchaba sobre ruedas. Un día Lucas le propone a Laura verse nuevamente. Ella no pudo resistirse  y pensó un montón de cosas. Qué pasaba si vuelve a sentirse incómoda o no  vuelvo a verlo y listo. Acá, se jugaron dos temas en la relación de Lucas-Laura: había sentimientos de cariño y una atracción sexual muy fuerte. Y eso, golpeó muy fuerte en Laura. La pasión en los besos y en las caricias que se dieron en el living del departamento de Lucas.
Lucas tomó la iniciativa de invitar a Laura a cenar a su Dpto. Ella nuevamente impulsaba por su ansiedad que iba a mil, se puso nerviosa. Laura es una chica que salía bastante a caminar por los alrededores y como había mucha gente dejo de hacerlo, porque buscaba un lugar con poca gente para respirar el aire de Buenos Aires y lo hacía por la Avenida Corrientes y de repente vió el cartel de Tentaciones Sex Shop http://sexshoptentaciones.com. Se detuvo en la vidriera. Decidió entrar, porque estaba abierto con un muy buen protocolo de sanitización. Laura de sumisa no tiene nada como ella misma se autodefine dejó hace rato la vergüenza.  “Me gusta Lucas y quiero una solución para que disfrutemos los dos”, pensó en ese momento.

Entró al Sex Shop y el chico Dante la recibió. Ella le cuenta que no tenía orgasmos por penetración y que conocía a un chico que solo se habían visto una vez y que se conectó por una app de citas. Mantenían encuentros virtuales sexuales con muy buena perfomance y en el último no supo o no pudo satisfacerla. “Tuve orgasmos por penetración”, le confesó. El vendedor, por su parte, muy amable, le responde que es algo normal y que la mayoría de las mujeres no tienen orgasmo por penetración y a medida que pasan los años, ese orgasmo mágico requiere de la estimulación del  clítoris para que en ese orgasmo disfruten los dos. Dante le pidió que lo acompañe y le muestra dos productos: SATISFYRE un vibrador para parejas. Este esbelto vástago se introduce en la vagina y vibra con programas que masajean sensualmente al pene y la vagina durante el coito. Mientras la pareja disfruta de la estrechez ella podrá disfrutar de la estimulante presión sobre su punto G. El elemento de silicona redondo rodea el clítoris mientras se desplaza sin contacto hacia el clímax. Laura quedó maravillada con este aparato, porque podrían tener sexo sin necesidad que mueva sus manos para estimular su clítoris y liberarla sus manos para estimular el clítoris de Laura. Con las manos libres, los dos juntos podrían llegar a ese orgasmo soñado.
Laura no dudo un segundo y se interesó por otro producto que decidió comprar para sorprenderlo en sus encuentros virtuales Satisfyer emite ondas expansivas y pulsaciones que sin llegar a tocar el clítoris, estimulan para llegar al orgasmo con mucha facilidad y en poco tiempo. Resolvió además comprar un rico aceites de sabor a chicle. Contenta con su compra mostraba una sonrisa oreja oreja en su regreso a casa.
Llegó el día D, domingo a la noche. Ese día nadie iba a cocinar. Habían acordado por mensaje de whatsApp de Laura a Lucas. “Estoy abajo, me abrís”, exclamó Laura quien estaba preciosa. Se había puesto un vestido de color naranja y campera de cuero, porque esa noche hacía frío,  botas de cuero, un maquillaje espectacular. Se sentía empoderada. Sabía que la compra en Tentaciones Sex Shop le daba chances para dos opciones: salir bien o salir mal su plan.  Laura me cuenta que tenía miedo que lo intendiera mal, porque no le había contado que fue a comprar esos productos. De hecho cuando se masturbaban vía video llamada usaba sus dedos. Nunca lo había hecho con un estímulador.
“Voy”, responde Lucas. Laura me cuenta que le dio taquicardia y sus nervios se acrecentaron cuando le abrió la puerta. El anfritrión lucía  una camisa y un jean. Se le sentía un perfume riquísimo y ella lo veia más lindo  y entraron juntos al dpto. Ella se saca su campera y su cartera y la deja en la silla y le dice que la comida está en camino. El había preparado dos camparis. Ella bebe un sorbo y deja reposar en la mesa y no se resiste a nada. Se tira arriba de él y se sienta con las piernas abiertas para sentir su pene erecto y frotarse encima de él. Las dos no podían más de la excitación y luego de jugar un rato largo frotaba su pene en su vagina con la ropa puesta.
Comienza a besarle el cuello y le baja una de las tiras de su vestido muy lentamente y, a la  vez, le besa en el cuello y hombros. Ese movimiento brusco provoca que se recline para atrás en la mesa y levanta el vestido y comienza a lamerle sus pechos, su abdomen y vuelve a sus pechos, a su cuello, y se retuerce de placer.Completamente excitados,  le saca el vestido, levanta ese conjunto y pone arriba de la mesa. Le arranca la ropa interior, se arrodilla y abre sus piernas. Detiene su mirada y le dice Laura: “Mírame!!!” Y enseguida introduce sus dedos en la vagina y ella exclama un gemido de placer con tanta sonoridad que escuchó todo el vecindario. Totalmente empapada. Retira sus dedos y se lame hasta la ultima gota, y enseguida, abre sus piernas para que empiece con el sexo oral. Laura demoró casi 5 minutos para su orgasmo que definió como exquisito. Cuando él se disponía a sacarse el pantalón tocan el timbre. Había llegado el cadete con la comida. Risas nerviosas. El mantenía su pene erecto. Laura bajó a recibir la comida sólo con el vestido y sin ropa interior.
Se sentaron a comer con esas miradas cómplices con el signo pasaban un especial momento. Ella estaba feliz y en medio de la conversación, le cuenta que tenía un regalo. Abre su cartera y le muestra el SATISFYRE y Lucas con cara de sorpresa, exclama: ¿Y eso?
No te conté que anteriormente había quedado insatisfecha y que venía pensando en el viaje para acá, en Villa Crespo, y me encontré con sex shop, donde me recomendaron esto. Toma la caja y se dirige a Laura y le dice que estamos esperando?
Ella se levanta de la silla, sin ropa interior, y con Lucas, se van a la cama y se desvisten salvajemente. Ella quería que deje la luz encendida y Lucas obedeció y sacó de su cajón aceite y le derramó por sus pechos, por sus piernas, por su vagina y sus nalgas, y a la vez, introducía a sus dedos en la vagina y le rozaba su clitoris.

Abrieron la cajita mágica que dejaron a un costado y Laura comenzó a darle sexo oral, a lamer su pene en la cama y él se retorcía de placer y se excitaba con este ejercicio muscular. Me cuenta que lo tenía duro y rígido. Le pidió que no siga, porque estaba muy excitado. Ella se pone cuatro patas para que toque su vagina. Lucas corroba y le dice: “Estás empapada”. Y le pide que quiere probar el juguetito a lo que ella no dudo en darle su aprobación. Coloca la parte más pequeña en el interior de la vagina de Laura y la otra parte directo al clítoris. Lo prende y comienza la vibración en el clítoris de Laura y los dos sienten el máximo placer en el mismo momento sin necesidad de utilizar sus manos. Por un momento, Laura pensó en Dante -en el vendedor que le había recomendado ese producto SATISFYRE. Nunca pensó que la tecnología y un Sex Shop podrían darle la solución a su problema sexual. Esa noche Laura tuvo más de tres orgasmos, dos en simultáneo y el tercero, terminaron los dos juntos. También lo hicieron en la ducha. Laura estaba encantada con su nueva adquisición con el pene de Lucas y con todas los momentos que habían mantenido relaciones. No se había equivocado en darle una segunda oportunidad a Lucas, porque más allá de lo sexual entre los dos había una química y unos sentimientos que eran únicos. Esta historia es real, pues Laura y Lucas aún siguen juntos no se ven todos los días. Pero lo hacen cada 4/5 días. Laura se divierte en su casa mostrándole lo que compró para sus videollamadas de sexo virtual el SATISFYRE Succionador de Clítoris SATISFYER Pro PENGUIN – Estimulador de Clítoris. Entonces cada vez que mantenían sexo virtual casi todas las noches,  Lucas se masturbaba con sus aceites y ella usaba su nuevo juguetito personal PENGUIN, que la llevaba al éxtasis. El placer que sentía uno por el otro y ver el goce del otro es increíble y lo es aún hoy. Qué linda experiencia de sexualidad real y que hermoso que disfruten del sexo en forma maravillosa con la ayuda de la tecnología. En esa oportunidad, Laura consiguió más de tres orgasmos en una noche y con ese aparato personal que utiliza cada vez que tiene ganas de masturbarse. Está contenta con la app de citas le funcionó con ese  chico que había fallado en la primera cita. En la segunda fue un éxito y Lau me cuenta que siguen con muchas proyectos juntos. Los felicito a los dos, porque viven el amor y la sexualidad a pleno, porque se animaron a introducir juguetes y aceites a la hora del sexo. Estas practicas no deben ser un tabú. No nos quedemos atrapados con la vergüenza. Disfrutemos del goce más lindo que es el sexo, pues lo que interesa es que  disfrutemos de los orgasmos.
Gracias a Tentaciones Sex Shop  que me contacte con ellos para indagar sobre estos temas de las nuevas innovaciones en productos de última generación! Por la información y atención que le han brindado a Laura, quien no se equivocó en la elección. Agradezco que hayan respondido a esta inquietud! Realizan envios durante las 24 hs  a todo el país!!!!  Yo ya tengo mi Penguin! Disfrutemos del sexo sin prejuicios y de manera sana y consciente. Hasta la próxima.

(1) Pamela Vilán, psicóloga, especialista en sexología. Corresponsal en Capital Federal-Contacto: +5491127638196.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *