La Hora en Salta
Maru Taruselli: ¿Sabés qué es el Coaching Ontológico?

Maru Taruselli: ¿Sabés qué es el Coaching Ontológico?

  • ¿Sos de las personas a las que les gusta reflexionar sobre quién estás siendo?
  • ¿Sentís que tu vida está yendo en la dirección que querés?
  • ¿Identificás cuando tu cuerpo manifiesta una “sobrecarga” por alta exigencia?
  • ¿Querés empezar a HACER para ir por tus metas?

Salta/Argentina (Por Maru Taruselli (+) El Coaching Ontológico es una disciplina muy nueva de apenas 30 años que hunde sus raíces en la Filosofía existencialista de finales del siglo XIX[1], en la Filosofía del lenguaje[2]  y en la Biología cultural[3] del siglo XX. De aquí nace la Ontología del Lenguaje que es el marco teórico del Coaching Ontológico[4]. El nombre Coaching proviene del inglés “COACH” que refiere al entrenador en el área deportiva. Así como el coach o entrenador deportivo acompaña al deportista a entrenar sus capacidades y potencialidades para lograr su máximo rendimiento, nosotros los Coaches Ontológicos acompañamos a las personas a alcanzar objetivos concretos. La palabra “Ontología” refiere al SER del ser humano. Los coaches ontológicos entrenamos a ese SER, a la persona que está siendo el cliente en este momento y acompañamos a ese SER en su desarrollo. Tenemos hasta aquí que el COACHING ONTOLÓGICO es tanto el conjunto de saberes, una teoría con postulados y principios llamada Ontología del Lenguaje de la que se desprende la práctica realizada por un profesional llamado COACH ONTOLÓGICO quien ofrece su profesión a los CLIENTES también llamados coachees. ¿De qué trata la teoría del Coaching Ontológico? Como refería más arriba, el Coaching Ontológico se basa en la Ontología del Lenguaje[5]. Según postula la Ontología del Lenguaje “LOS SERES HUMANOS SOMOS SERES LINGÜISTICOS”. Pensamos, creamos, interpretamos, actuamos y hasta sufrimos en el lenguaje. Habitamos en el lenguaje y desde aquí salimos al mundo. Es como tener los pies en la tierra pero si voy a caminar hacia adelante o hacia el costado lo definen mis pensamientos de acuerdo a lo que tenga en  mente. El lenguaje (mis pensamientos) van generando mi mundo y yo me voy creando, constituyendo en el lenguaje. El lenguaje es la atalaya desde donde observamos el mundo, por lo tanto no sabemos cómo es el mundo, sólo sabemos cómo lo vemos e interpretamos desde esta atalaya donde estoy observando.

La realidad es interpretada por el observador. “VIVIMOS EN MUNDOS INTERPRETATIVOS”. Desde esos mundos interpretativos accionamos, hacemos. La maravilla del coaching ontológico se basa en el principio que dice que las interpretaciones son modificables, las puedo variar mediando el aprendizaje. Puedo moverme hacia otra atalaya y mirar la realidad desde otro ángulo con otra interpretación. Pero…¿para qué habría de querer moverme a otro punto de observación? Para poder dar respuesta a una sensación de incomodidad, a un deseo de alcanzar una visión más panorámica. Digamos que “la atalaya me quedó chica” y una primera acción puede ser (y deseo que así sea) la de buscar un coach ontológico profesional avalado e iniciar el maravilloso proceso de caminar juntos hacia otra atalaya o incluso sumarle más desafío diseñándote y creando junto a tu coach un atalaya “a medida”. Este caminar, diseñar, crear son acciones; junto a tu coach vas a ir haciendo el SER que querés ser. Irás desaprendiendo antiguas formas de observar, conservando y reforzando las miradas que deseás mantener hasta lograr nuevas interpretaciones que te indicarán que llegaste a donde viven tus metas. Entonces… ¿Cómo es la práctica que ofrece un coach ontológico? Como somos seres lingüísticos que vivimos en el lenguaje, la sesión de coaching es una conversación. Al contratar a un Coach Ontológico vas a iniciar un proceso de sesiones en las que te reunís con tu coach ontológico para conversar. Este conversar está orientado hacia tu compromiso, es decir hacia lo que responsablemente expresás que querés lograr. Para ésto al inicio del proceso de conversaciones tu coach te hará preguntas para poner en claro los objetivos y los indicadores que orientarán el trabajo del proceso de coaching. El trabajo de un coach ontológico avalado está enmarcado en un sistema ético que regula la práctica profesional. Esta práctica de coaching será posible únicamente si el cliente llega con un compromiso legítimo de contribuir con su transformación personal a la sostenibilidad y mejora de su hábitat natural y social. Entrenar en el discurso para engañar o convencer desde la mentira  es incongruencia y no es coachingEl legítimo coach trabaja con el SER, no con el PARECER. El legítimo coaching se basa en la libertad del SER para reconocer sus momentos de crisis y comprometerse con la búsqueda de coherencia que le permita ser en plenitud desde la autenticidad. Esa libertad para abrazar el compromiso de buscar la coherencia propia impacta en el mundo relacional. Lo que haga está conectado sistémicamente con los demás con quienes convivo. El coaching retorna la coherencia ontológica del SER de una persona para que vuelva a estar en plenitud con los otros seres de su hábitat.

(+) Coach Ontológico Profesional/Avalada por AACOP [6] y FICOP [7]

[1] Entre los filósofos de la línea existencialistas podemos mencionar a Martín Heidegger, Friedrich Nietzsche y Jean Paul Sartre. [2] Los autores de la llamada Filosofía del lenguaje del Siglo XX son Ludwig Wittgenstein , John L.Austin, John Searle entre otros. [3] La Biología Cultural desarrollada por el Dr Humberto Maturana Romesin. [4] Sin olvidar a la raíz primigenia de los primeros filósofos como Heráclito y el gran Sócrates. [5] La Ontología del Lenguaje nace en la llamada Escuela de Santiago (Chile) y quien le da ese nombre es Rafael Echeverría en su libro “Ontología del Lenguaje” (1994), Chile. [6] Asociación Argentina de Coaching Ontológico Profesional. [7] Federación Internacional de Coaching Ontológico Profesional

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *