Salta - Argentina: viernes 26 de noviembre 2021 23:35 hs.
Marta Díaz abre el debate: ¿Por qué muy poca gente usa Software Libre o GNU/Linux?

Marta Díaz abre el debate: ¿Por qué muy poca gente usa Software Libre o GNU/Linux?

Salta/Argentina (Por Marta Díaz (1).- En nuestra cultura el nombre Software Libre es confuso puesto que el uso/habla de ideas/conceptos de culturas diferentes se entienden de manera distinta: en la cultura latina, la nuestra, parece que se hablara de precio pero en la anglosajona, donde nació la idea, de ninguna manera se relaciona con precio dice el ideólogo y creador del Software Libre, Richard Mathew Stallman (RMS) en  Software libre para una sociedad libre, Ed. Traficantes de Sueños, 2004. Nuestra impresión, generalizando es que el Software Libre es un desconocido para el gran público a nivel local. En la mayoría de las computadoras en uso, tanto en las familias/hogar, en el trabajo o en oficinas del gobierno, las máquinas funcionan con un casi único sistema operativo: Microsoft Windows o Windows a secas; este  sistema tiene el 80% del mercado global, aproximadamente, no porque sea el mejor sistema informático, sino por una eficiente estrategia de mercado de MS Windows que permite a miles (y millones) de personas usar gratuitamente ese sistema operativo para conseguir su masividad en esa forma,.  Del resto de los usuarios de computadoras una pequeña parte usa un sistema operativo GNU/Linux. Definamos un Sistema Operativo: Es un software o programa que gestiona con eficiencia  los recursos de una computadora: los de su parte física o hardware: gabinete, disco duro, pantalla, teclado, ratón, impresora y otros, con la parte no física, es decir el software (lo que se escribe; como no es algo físico se considera un bien intangible): programas y aplicaciones. Para qué sirve un sistema operativo? Para permitir la comunicación entre la computadora y el usuario. Con esta estrecha definición general, la idea de Sistema operativo puede aplicarse tanto a GNU/Linux como a Windows o MacOS, las predominantes del mercado. Volviendo a nuestro tema: ¿Por qué muy poca gente usa Software Libre o GNU/Linux? Las razones serían, entre otras: Porque es muy difícil de usar; Perder tiempo para prender a usarlo;  No es estúpido nadar contra la corriente?; Porque tiene mala fama (?)

Mucho de esto debería entenderse mejor como ‘estrategias de mercado’ contra GNU/Linux, un sistema robusto, estable, eficiente. Hay que atreverse a dar el salto, no decimos hacia lo desconocido, sino hacia lo permanentemente controlado, ya sea por miles de voluntarios que trabajan en el mantenimiento de los sistemas, como por empresas que participan del mantenimiento de software y aplicaciones que forman parte de un sistema informático de software libre. Desde aquí queremos motivar a las personas para instalar en sus PC, algunas de estas distribuciones o, como las llaman habitualmente ‘distros’ basadas en GNU/Linux y trabajadas colectivamente. Entre muchas otras mencionamos:  Debian, en cuyo desarrollo participan miles de voluntarios de todo el mundo o  Gentoo, para usuarios avanzados. También existen distribuciones con soporte o mantenimiento comercial  como  Fedora de Red Hat, OpenSuse de Novell  y  Ubuntu de Canonical LTD. También, los usuarios informáticos podrían acercarse al Software Libre de a poco Esto se llama en el uso informático: migrar, ya sea total o parcialmente. Si es parcialmente, sugerimos comenzar por instalar el navegador web o puerta de acceso a internet Firefox en lugar de otros navegadores privativos. Firefox está respaldado por la organización Mozilla: es  libre, defiende la seguridad y privacidad de los usuarios y tiene otras ventajas sobre las que se puede leer en: https://www.mozilla.org/ desde donde puede descargarse ese navegador web reemplazando los que vienen por defecto en los sistemas operativos privativos, incluso en teléfonos móviles. Y para entender mejor el concepto Software Libre, nos ubicamos en el uso generalizado de la suite de oficina de Microsoft Windows: Office y preguntamos: ¿tenemos ‘licencia’ o permiso legal, – previo pago- para usar su procesador de textos llamado Word? Para comenzar, si no compramos su licencia estamos cometiendo una ilegalidad no sólo con su uso sino que tampoco podemos  estudiarlo (ver cómo funciona) adaptarlo y compartirlo. Lo dice su licencia. Por esta razón es un programa no libre o privativo. En cambio, el sofware libre otorga todas estas libertades y principalmente pone a disposición de los usuarios lo fundamental: el texto original de su código fuente. El software libre también otorga licencias, que no están bajo el tradicional ‘Copyright’, sino, y para diferenciarse, sus licencias se llaman ‘Copileft’  literalmente ‘”izquierdo de copia”. Esta licencia propia del software libre, en lugar de imponer restricciones, otorga derechos, ya sea produciendo código o escribiendo manuales y documentación de tal manera que garantice que los derechos no puedan ser posteriormente quitados o restringidos. Por su parte, el Copyright impide o restringe cambios ni se basa en las libertades para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar el software que otorgan las licencias Copyleft para la mayor parte del software de GNU.

(1)Profesora de Historia y Geografía/UNSa, Especialista en Didáctica /UBA, activista Sofware Libre y columnista libre de LacolumnaNOA.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *