Salta - Argentina: martes 23 de julio 2024 09:17 hs.

La sociedad exige cambios profundos en la Administración Pública

La sociedad exige cambios profundos en la Administración Pública

La sociedad exige cambios profundos en la Administración Pública

 

Salta / Argentina – Por Mónica Lorena Quintero. Las instituciones requieren personal idóneo. Modernizar es mucho más que incorporar tecnología.  “Es imprescindible presentar un modelo superador”, señaló Quintero, en el medio digital Enfoque Salta.

 

La comunidad demanda reformas profundas y resultados inmediatos. Pero, a la hora de buscar soluciones, las diferentes gestiones se enfrentan a problemas estructurales que se convierten en verdaderos obstáculos a la hora de administrar lo público. En este contexto se necesita de liderazgos y técnicos idóneos y experimentados. El voluntarismo no alcanza.

Si se aspira a un Estado moderno y desarrollista, a erradicar las asimetrías y la desigualdad, terminar con la desafección o desprestigio por la política, el corporativismo, el clientelismo y la corrupción, entre tantos otros males, hay que pensar cambios radicales.

En la Administración Pública, si se pretende terminar con las desigualdades de género, por ejemplo, los lugares de decisión no pueden seguir ocupados por una mayoría de hombres. En el mismo sentido, no se puede erradicar la pobreza con áreas con escasos recursos y sin una estructura de proyectos viables.

En todos los casos, es imprescindible presentar un modelo superador, producto de la reflexión y con aptitudes de gestionar y administrar los recursos públicos.

Por todo lo expuesto, la implementación de políticas públicas requiere de instituciones en las que cada persona realice su trabajo de manera eficiente. En este punto, la selección del recurso humano y su asignación a lugares donde puedan desarrollar sus conocimientos y habilidades es clave.

Otro aspecto relevante y a tener en cuenta es que la organización del sector público y la reforma administrativa deben ser consensuados y tener un lugar preponderante en la agenda política.

Hoy se hace necesaria voluntad de cambio, líderes en la conducción de equipos de trabajo, promoción de una cultura de organización que premie el esfuerzo y la capacitación y ponga en valor los servicios de calidad. Lo que generará sin lugar a dudas, gente comprometida con la carrera administrativa y consciente de que el mérito y el esfuerzo cuentan.

Modernizar las instituciones no se limita sólo a incorporar tecnología, sino que se basa fundamentalmente en establecer modelos de gestión que estén al servicio de las personas para mejorar su calidad de vida y atender sus necesidades de cualquier índole. Dicho de otra manera, que el Estado y la Administración cumplan con el rol que le compete, su razón de existir.

editor

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *