Frente Intergremial Municipal exigió a Bettina Romero que cesen los despidos y los atropellos

LaColumnaNOA-La relación del Frente InterGremial con Bettina Romero es como este contraluz

Salta-Argentina.- Ayer, por la mañana, se reunió el Frente InterGremial de la Municipalidad de Salta y acordaron por unanimidad pedir una audiencia urgente a la intendenta, Bettina Romero, pues ya paso el primer mes desde la asunción de la funcionaria y no “hemos sido convocados para la negociación colectiva como establece el art. 14 bis de la Constitución Nacional”, dice un párrafo del escrito que entregaron a los medios. Por separado, ADEMUS reclamó a la jefa comunal el pago del adelanto de $ 4.000 que decretó el gobierno nacional de Alberto y Cristina Fernández para todos los trabajadores del Estado Nacional, Provincial y Municipal.

César Molina y Ricardo Vaccari, secretario general y adjunto de ADEMUS y Esteban Cabrini, abogado y apoderado, que actuaron de anfitriones de esta reunión cumbre, en Avda. San Martín 244, compartieron un desayuno que a su término, coincidieron en la redacción de este documento, que presentaron a la intendenta y que -en su tercer párrafo- califican de “grave” los acontecimientos que atañen a los trabajadores y que “nosotros legal y legítimamente representamos colectivamente”.

A continuación enumeran estas irregularidades: 1- Cese de Funciones (léase despidos); 2 Descategorizaciones; 3- Omisión de Pago de Haberes; 4- Atropellos laborales. Seguidamente reclaman que desde el primer momento que solicitaron audiencia con la intendenta y “nos derivaron verbalmente al Dr. Javier Massafra, quien manifestó que no “es funcionario municipal, ni lo será en el futuro”, por lo que consideran que la reunión  con este cuasi funcionario que “oficio” de vocero de la intendenta fue en vano.

Al final, advierten a la funcionaria macrista que no piense en tomar a los trabajadores como la variable de ajuste de políticas de estado, ni pretenda que pagarán con su salario las consecuencias de malas e irresponsables de políticas anteriores (se refieren implícitamente a la denuncias que realizó en la Justicia Federal el senador nacional por el Frente de Todos, Sergio “Oso” Leavy por facturas truchas y empresas fantasmas que habrían cobrado montos millonarios a la Municipalidad de Salta y este affaire, que tomó estado público habría quedado archivado como consecuencia de las últimas elecciones nacionales y provinciales, octubre y noviembre del 2019 respectivamente). Tampoco aceptarán que estos ajustes recaigan sobre las espaldas de sus “afiliados”. Adelantó el Frente que estos dos puntos, serán incluidos en la agenda de la audiencia con la jefa comunal.

Firman este documento: César Molina y Ricardo Vaccari (Agremiación de Empleados Municipales de Salta), Carlos Armengot ( Personal Jerárquico Municipal), Walter Lávaque (ATMSalta) y Sergio Rodríguez (SiMuSa).

ADEMUS pide el pago de $ 4.000

Por su parte, ADEMUS – el único gremio del ámbito municipal que adhirió a la fórmula Alberto y Cristina Fernández del Frente de Todos Sinceramente-, en forma separada, hizo el reclamo como entidad gremial que representa a los empleados municipales ante la situación económica financiera caótica que atraviesa el país y que heredó el nuevo gobierno nacional ha impactado de un modo devastador licuando el poder adquisitivo del salario que en algunos casos no alcanzan para el alimento diario.  Esta situación socava y amenaza la propia dignidad del trabajador. Por lo que es insostenible la caída del poder adquisitivo cuyo principal componente es el alimento.

Seguidamente, define el concepto de salario como el medio por el cual el trabajador se gana la vida. “Ganarse la vida – puntualiza- es obtener, como mínimo lo necesario para acceder a la salud, a la educación, a la cultura, a un nivel de vida adecuado que comprende alimento adecuado, vivienda adecuada y vestido adecuado, al descanso, entre otros derechos que completan el universo de derechos humanos, económicos, sociales y culturales. Sin el goce de los derechos económicos, sociales y culturales, -sostiene- es imposible el ejercicio de los derechos humanos civiles y políticos.

Al final, concluye que un trabajador y su familia mal alimentados no gozan de ningún derecho humano. La situación es grave. Por esto reclaman el pago de la suma de $ 4.00o que ha decretado el gobierno nacional como adelanto de futuras paritarias a los trabajadores que perciben salarios inferiores a $ 40.000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *