Salta - Argentina: jueves 18 de julio 2024 03:18 hs.

Ezequiel Rojas Frondizi / La Fuerza es el Derecho de las Bestias.

Ezequiel Rojas Frondizi / La Fuerza es el Derecho de las Bestias.

Salta/ Argentina (Por Ezequiel Rojas Frondizi (1).- A pocas semanas de obtener el triunfo electoral que ratifica su gobierno por cuatro años más, el gobernador Gustavo Sáenz y sus funcionarios ponen a prueba su plan de contención de ajustes: La  Represión. El 28 de Mayo de 2003 apenas dos días antes de haber asumido como presidente con el 22% de los votos – el presidente con menos votos de la historia argentina, después de una de las crisis más importantes de país en 2001 – Néstor Kirchner, se ponía al frente de uno de los conflictos docentes más importantes por esos tiempos en la provincia de Entre Ríos. De cara a los docentes en paro, el reciente presidente se comprometía a girar 80 millones para pagar los salarios atrasados. Ese hecho concreto hizo ver a los argentinos que el país tenía un presidente que se iba a poner al frente de todos los conflictos, que su conducción iba ser incuestionable y que la voluntad política de resolver problemáticas necesarias eran simples y de toda ejecución si el que gobierna tiene la capacidad intelectual, política y de conducción para resolver.

Este ejemplo, de conducción política habría que enseñárselo al gobernador Gustavo Sáenz y a sus funcionarios. Y básicamente porque el 14 de mayo en la provincia de Salta se llevaron a cabo las elecciones para cargos ejecutivos y el gobernador Gustavo Sáenz volvió a ganar, en consecuencia gobernara otros cuatro años. Algo muy repetitivo en la provincia, ya que los gobiernos anteriores también venían de repeticiones. En esta instancia el gobernador saco algunos puntos más que en 2019, 337.621 votos sobre 752.841 votantes, lo que le permite obtener el 47.50%.
Hoy la provincia se encuentra en vilo, alrededor de lo que ocurre con el paro de docentes autoconvocados y donde además se han sumado trabajadores de la salud. Es muy probable que el conflicto vaya creciendo aún más de lo que ha crecido.
La clave de lo que sucede con los docentes es que estamos en presencia de un nuevo esquema de gobierno, es decir, los ajustes que se aplicaran tendrán el tinte maquiavelista de hostigamiento, de coacción, de represión si es necesario y de domesticar al pueblo de Salta para la entrega de la provincia. Lo que “preocupa” del gobernador es su inoperancia para demostrar que ha ganado “legítimamente”. No se entiende como una persona que ha ganado la elección, que además
renueva su mandato, no se ha puesto al frente del conflicto, si no que todo lo contrario, se ha apoyado en sus funcionarios, como el ministro de economía Dib Ashur, el secretario de gobierno Villada y Matias Canepa de educación, que luego de la represión y detención de los docentes que se encontraban en protesta en el peaje AUNOR, salieron en conferencia de prensa provocativamente a explicar sus razones del porque los responsables de este escenario son los docentes. Una burla casi desmedida plantear que además se descontaran los días no trabajados y que el gobierno actúa dentro del marco de la ley. Punto aparte para mencionar que la Jueza que ordeno la represión a los docentes tiene vastos antecedentes. Ada Zunino ha ordenado detener a los trabajadores que reclamaban por sus derechos laborales y salariales, pero además aparece en causas y escándalos mediáticos; como el caso del femicidio de Romelia Pistone, que nunca fue atendido por dicha jueza a pesar de ser notifica por la psicóloga del poder judicial. Nunca fue protegida de su asesino y al poco tiempo
Romelia fue asesinada, cuatro días después de que la psicóloga elevara el informe que la Jueza debía leer y atender. Así como esto, otros tantos casos que exponen la labor de la Jueza Ada Zunino. Este año, fue noticia al asegurar que se debía implementar la pena de muerte. Es inentendible como continúa en su cargo y como el gobernador Gustavo Sáenz no se ha ocupado de desplazarla de sus funciones.Las razones son claras, la ineptitud del gobernador queda expuesta al dejar el control del conflicto político a bestias como estos que quieren domesticar al pueblo de Salta para que el control social este asegurado y continúe la maquinaria de corrupción existente, pero además, la entrega de la provincia. Apenas ganada las elecciones, Gustavo Saenz se reunió con el ministro de economía nacional Sergio Massa, pero nos ha hecho creer que hablaron de las obras que se ejecutaran en la provincia. Eso es una venta de humo – como se dice hoy en día – porque las razones de esas reuniones y otras que ya ha habido y habrán, es saber cuál va ser el plan para la entrega de la
industria minera en Salta. Hace poco en la exposición internacional de minería que se llevó a cabo en Buenos Aires el
gobernador expreso " que la minería está cambiando la realidad de los salteños”…“es una actividad que es política de estado para mi gestión”. La pregunta es, en que ha cambiado verdaderamente la calidad de vida de los salteños y salteñas, cuando somos testigos del nacimiento de un bebe en las puertas del hospital Papa Francisco, porque no habían médicos
disponibles para su atención. La hipocresía es absoluta, cuando vemos que la realidad de los salteños se va al tacho, recorriendo las ciudades como Tartagal, que era un centro de actividad principal petrolera y hoy tiene una población sometida a la pobreza. O cuando vemos a una población tan vulnerable como la niñez, hundida a la peor de las bajezas que es estar trabajando y pidiendo en las calles del centro. ¿Es hipocresía o es la razón de las bestias, lo que el gobernador y sus funcionarios dicen cuando mencionan a los niños para que los docentes vuelvan a dar clases? No se preocupan y ocupan por los niños, quieren extorsionar y buscar sensibilizar a la población con el sujeto de derecho más
importante, que son las infancias que ellos estan dejando a niveles bajísimos de pobreza. Una mención aparte para la oposición o la que dice ser oposición. Hasta aquí, salvo sectores de izquierda y espacios como el Instrumento electoral por la Unidad Popular han redactado su repudio a la represión y apoyo a los trabajadores docentes y de salud, nadie ha hablado. Tampoco el futuro intendente de la ciudad, ni desde su lugar aún como legislador y ni como abogado, ha expresado su repudio. Está claro que Emiliano Duran es la reproducción política de la pobreza en Salta, con su política de emprendedurismo busca enseñar a la población salteña a vivir en la precarización laboral mientras los grandes empresarios del Litio, el oro, el banco Macro, entre otros, se llevan la riqueza de la provincia. Este es el escenario en que se encuentra la provincia de Salta hoy. El conflicto actual con los docentes nos muestra una realidad ineludible, estamos en presencia de un gobernador que está incapacitado para conducir a la provincia a su desarrollo, pero que además va a operar a favor el modelo de saqueo de las reservas naturales de la provincia. Y su plan es estrictamente de ajuste y represión. La fuerza es el derecho de las bestias, estemos atentos, es necesario construir una unidad política que sea capaz de manifestarse en contra de la bestialidad política de Salta.

(1) Lic en Sociología/ Contacto: +5491141791649.

shop_manager

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *