Salta - Argentina: viernes 21 de junio 2024 22:58 hs.

En medio del hostigamiento de Gerardo Morales murió el esposo de Milagro Sala

En medio del hostigamiento de Gerardo Morales murió el esposo de Milagro Sala

Jujuy / Argentina – El periodista Raúl Noro, quien era esposo de la líder social Milagro Sala, falleció anoche, a los 80 años, a raíz de un cáncer que había afectado su salud en los últimos meses, según fuentes cercanas a la familia.

 

Noro fue trasladado de manera urgente al sanatorio Lavalle, ubicado en la capital de Jujuy, debido a una crisis de taquicardia que complicó su estado de salud mientras se encontraba bajo cuidados médicos en su hogar en el barrio Cuyaya.

A lo largo de su carrera, el periodista tuvo una destacada trayectoria, desempeñándose como corresponsal para medios como el diario La Gaceta y La Nación. Asimismo, contribuyó en varias publicaciones locales y en el año 2014 publicó un libro.

En el 2014, presentó su obra titulada “La verdad de la realidad y la realidad de la verdad” en la Universidad Nacional de Jujuy. Esta obra, basada en una compilación de artículos, buscaba hacer que conceptos filosóficos y de fenomenología fueran más accesibles al público en general. Noro explicó que su intención era utilizar su experiencia periodística para transmitir estos conceptos de manera comprensible.

Además de su labor en el periodismo, Noro fue un miembro activo del Partido Humanista y mantuvo vínculos con el movimiento humanista.

En una audiencia pública de la Defensoría del Público que se celebró recientemente en Jujuy, Milagro Sala expresó su preocupación por la salud de su esposo, quien atravesaba un delicado estado de salud. En sus palabras, expresó su deseo de mantenerse fuerte por él, a quien consideraba una fuente de gran felicidad en su vida.

En la última ronda de allanamientos ordenados por el gobierno de Gerardo Morales, el domicilio de Noro sufrió el violento ingreso de las fuerzas policiales, estando en grave estado de salud, tras ser acusado de impulsar los diferentes cortes de ruta, de parte de las comunidades originarias, que aún persisten en la provincia norteña. El disgusto y el malestar frente al ingreso, desorden y rotura de sus pertenencias afectaron la salud física y emocional del esposo de la dirigente Sala, salud que se viene deteriorando desde que su pareja fue apresada y tras sufrir además, la pérdida de su hijo de 37 años, hace seis meses atrás.

 

editor

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *