Ayer, se produjeron dos cimbronazos para el gobierno neoliberal de Mauricio Macri: el paro dispuesto por la CGT para el 29 de mayo que coincide con el día del Ejército y con la conmemoración de El Cordobazo de 1969. El gobierno nacional perdió en las elecciones de Córdoba el domingo pasado. Ganó el gobernador Juan Schiaretti, del Peronismo Federal. Cristina Fernández de Kirchner se reunió con la cúpula del Partido Justicialista para blindar su candidatura, conjeturaron algunos medios nacionales. Estos tres hechos de la realidad, aceleran las definiciones de las candidaturas para las próximas elecciones y la conformación del nuevo mapa político. Las candidaturas a nivel provincial están atadas a las definiciones de los candidatos nacionales. En Salta, el único candidato seguro es el diputado nacional por el Partido de la Victoria, Sergio “Oso” Leavy para gobernador de la provincia. El resto de los competidores realizan cálculos y encuestas para medir las preferencias del pueblo que ve con expectativa la postulación de Cristina Fernández de Kirchner. Sin embargo, los peronistas no kirchneristas y aquellos que votaron a Macri, no ven con buenos ojos esta opción. Al gobierno nacional le conviene esta polarización entre Macri y Cristina, porque sus asesores aconsejan que se “fogonee” la figura de Cristina para ganarle en la segunda vuelta, dicen los analistas. Lo cierto es que la clase trabajadora y la clase media se encuentran desencantadas con este gobierno de Macri que defraudó en todas sus propuestas. Le hizo caso al Fondo Monetario Internacional que le impuso esta receta del ajuste. Si usted sale hoy a la calle y pregunta, cuando estuvo mejor, igual o peor, de 10, 8 le va a contestar que vivió mejor y llegaba a fin de mes en el gobierno de Cristina sin duda. En Salta, el candidato a presidente por Alternativa Federal, Juan Manuel Urtubey y su pollo Fernando Yarade, jefe de gabinete, no pueden resolver temas domésticos como los despidos del Ingenio San Isidro y El Tabacal. Tampoco el conflicto de los trabajadores de la Municipalidad de Cpo Santo que realizan una huelga de hambre frente a la Legislatura, porque le adeudan los salarios desde marzo de 2019 y los trabajadores en negro de Vialidad de Salta piden pasar a planta permanente. Un panorama desolador. Por último, quiero rendir un justo homenaje a los caídos en esa movilización obrero-estudiantil que se conoció con el nombre de El Cordobazo, que significó la caída del dictador Juan Carlos Onganía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Editorial-11-09-19: Emergencia Alimentaria Ya

Es urgente que el Congreso Nacional declare la Emergencia Alimentaria y que, a la vez, se …