Las elecciones PASO de la Provincia de Salta provocó una avalancha de candidatos para todos los gustos en los diferentes frentes y partidos políticos. Desde la derecha a la izquierda. Es un problema tanto para el ciudadano que debe ir a votar, como para el candidato que tiene que trabajar duro para que el electorado pueda visualizar su cara en el voto electrónico.

Llamo poderosamente la atención a propios y extraños la designación del ex- ministro de Economía de Juan Manuel Urtubey, Emiliano Estrada como candidato a vice del precandidato a gobernador,  Sergio Oso Leavy en el Frente de Todos. Los docentes autoconvocados no se olvidan del desprecio que manifestó este funcionario en el conflicto de los maestros y también de su falta de sensibilidad a los reclamos de los trabajadores estatales en general. Nadie dio cuenta de este ingreso como candidato a vicegobernador cuando todos creían que se encontraba en las entípodas del pensamiento de Alberto y Cristina. En este sentido, recordemos que la senadora Cristina Fiore y el senador Rodolfo Urtubey fueron elegidos en la boleta que llevaba la figura de Cristina Fernández. Estos políticos mercenarios cambian de camiseta como los jugadores de fútbol que juegan para el mejor postor.  Carecen de ideología. La única ideología es el dinero. Les interesa vivir del Estado. Después son los primeros en descalificar a los modelos nacionales y populares, como las políticas de Cristina Fernández a favor de la inclusión, de la apropiación y ampliación de derechos para estudiantes, profesionales, científicos, trabajadores, mujeres y niños. Estos políticos que saltan de un partido a otro, además desacreditan y desprestigian a la política y a los políticos que trabajan por convicción y por el bienestar de su pueblo.

Tenemos que poner la lupa en las candidaturas. Ver los antecedentes de estos candidatos. El trabajo desarrollado por cada uno. No nos dejemos llevar de las narices por los espejitos de colores. Exijamos el plan o la propuesta a cada uno de los candidatos para evaluar y definir esas propuestas. Es decir, si son realizables o no.  La fórmula Alberto-Cristina Fernández tendrá dos candidatos a gobernador, Miguel Isa, actual vicegobernador de Juan Manuel Urtubey (que judicializó su ingreso como candiodato, porque había quedado afuera), y Sergio Oso Leavy, del Partido de la Victoria. Para la categoría intendente, se presentan 7 candidatos por el Frente de Todos y para la categoría concejales una cantidad incalculable. Uno se pregunta, hay una apetencia por la militancia o es una apetencia por ganar un puesto del Estado para vivir cómodamente?

La fórmula que no cuaja para nada es Olmedo-Nanni. La ultraderecha con el radicalismo. Si Raúl Alfonsín resucita, vuelve a morir, porque no admitiría esta combinación química. No entienden los propios radicales. Por otro lado, la fractura del Partido Obrero, también influirá en aquel votante que pensaba darle su voto a esta izquierda fragmentada, entre Altamira y los contras de Altamira.

Edgar Isaac Castillo, editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Editorial- 18-09-2019: Hasta la Iglesia Católica rechaza al presidente Macri

El arzobispo de Salta, Mario Cargnello, le enrostró en la cara del presidente Mauricio Mac…