Salta - Argentina: viernes 26 de noviembre 2021 23:00 hs.
Editorial 17-09-21: Derrota Electoral Inédita

Editorial 17-09-21: Derrota Electoral Inédita

“Sólo le pido al Presidente que honre aquella decisión. Pero por sobre todas las cosas, tomando sus palabras y convicciones también, lo que es más importante que nada: que honre la voluntad del pueblo argentino”, dice el párrafo final de la carta que Cristina Fernández de Kirchner hizo público después de la derrota del Frente de Todos en las elecciones del 12-09-21.

Es cierto que esta derrota electoral en legislativas no tiene precedentes en la historia. El pueblo castigó con el bolsillo al gobierno nacional, porque mientras estos funcionarios que no funcionan se han encerrado en sus despachos para ver como median en las encuestas, la realidad muestra con crudeza que las familias no llegan a fin de mes, que el sueldo no alcanza para la comida, que los precios de la canasta familiar y de medicamentos aumentaron sideralmente y como consecuencia aumentaron los pobres, los desempleados, los cuentapropistas y los vendedores ambulantes. No hace falta ser un economista de Harvard para darse cuenta de esta realidad que nos golpea y que vemos a diario, en la ciudad, en los barrios, en la calle, que cada día aumentan los niños y jóvenes que piden en los semáforos o que duermen en la calle. El gobierno nacional miro para otro lado. No vio o no quiso ver el reclamo de los trabajadores docentes, de la salud y en particular de aquellos que habían votado a este gobierno peronista con la esperanza que se iban a recuperar de la pandemia que significó el gobierno de Mauricio Macri. Esta frustración del pueblo se tradujo en el voto bronca. En ese voto a favor de Juntos por el Cambio o a favor del voto blanco, o esa persona que no fue a votar, porque considera que ningún candidato lo representa. El gobierno del presidente Alberto Fernández paga por su tibieza, por su falta de coraje para tomar decisiones a favor del pueblo. No se animó tocar los intereses de los sectores del privilegio, tales como jueces o legisladores. Se echó atrás, por ejemplo, con la expropiación de la empresa Vicentín, la cerealera que le debe millones de dólares al Banco Nación y a la AFIP. Tampoco resolvió la estatización de la Hidrovía Paraná, por donde se fugan 30 mil millones de dólares por año en contrabando. El cambio de gabinete que pidió Cristina servirá sin duda alguna para jugar – haciendo una analogía con el fútbol- el segundo tiempo con otros jugadores y ganar el partido a los candidatos que prometen volver al neoliberalismo de Cavallo, Menem y Macri, que fracasó en todo el mundo. Hasta la próxima.

Edgar Isaac Castillo, Director General.

 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *