Editorial-02-10-2019: Crece la pobreza, crece la tensión social

LaColumnaNOA- Edgar Isaac Castillo, con Nora Giménez, candidata a senadora nacional del Frente de Todos.

Con la publicación de las estadísticas del INDEC Salta se ubica en el segundo lugar en materia de pobreza y con el número de indigentes que creció casi un 50% en el último periodo, retrata un gobierno quebrado de la mano de Mauricio Macri que cumple a ratajabla con la receta del modelo neoliberal o modelo cuasineoliberal.

En este contexto de pobreza, no es saludable para la democracia que los candidatos “compren” el voto en cada elección, porque es “pan para hoy y hambre para mañana”, como solía decir mi abuela. Hombres y mujeres ( gobierno y dirigentes políticos, sociales, profesionales y periodistas) tenemos la obligación de asumir el compromiso de promover la revolución cultural con el objeto de cambiar estos conceptos y esta conducta que ya se naturalizó desde la vuelta de la democracia en 1983. Esta conducta de “pedir ayuda” al candidato de turno es natural en el contacto cara a cara con el votante. En vez de exigir el plan de gestión a ese candidato, subvertimos el orden, le pedimos una dádiva para dar de comer a la familia. Es hora que el candidato realice una propuesta para generar puestos de trabajo para esas personas que hoy viven de un plan social ganen el pan de cada día con el trabajo digno y no queden atrapados con ese subsidio de miseria expuestos al negocio del puntero o dirigente social.

Vi en estas recorridas de los candidatos que varios fueron echados por vecinos que le enrostran el incumplimiento de sus promesas anteriores. Es lamentable y vergonzoso ver estas escenas que se deben revertir y convertir esos mismos actos en un abrazo fraterno y que el candidato pueda llevarle una esperanza a ese pueblo que ya no cree en esta democracia. En la medida que los dirigentes no sintonicen este sentimiento de bronca del pueblo, la brecha se agranda y la tensión social también. No quiero pensar en una guerra civil, pero estamos al filo de esa confrontación de clases por culpa de estos burócratas que prometen el oro y el moro y cuando asumen el cargo, se olvidan del voto del pueblo. Basta de mentiras. Basta de hipocresías. No jueguen con el sueño, ni la esperanza de los votantes. Cumplan con las promesas de campañas, porque mañana tal vez sea demasiado tarde.

Edgar Isaac Castillo, editor gral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *