Salta - Argentina: jueves 02 de diciembre 2021 10:12 hs.
Alessandra Minnicelli: Entre “L-Gante” y el matriarcado – machirulo.

Alessandra Minnicelli: Entre “L-Gante” y el matriarcado – machirulo.

BsAs/Argentina (Por Alessandra Lali Minnicelli (1).- Me niego a pensar que se trata de irresponsabilidad en el análisis de una política pública o solo de violencia contra las mujeres. El momento político da para suposiciones diversas, direccionadas como las que nos tienen acostumbrados los movimientos sociales alternando con la derecha, con la izquierda, con algunos centros e infiltrados en movimientos populares o modelos sociales nacionales. Como sea, no es de eso que quiero hablar hoy en este espacio, si de exclusión y de pobreza, temas hartamente diagnosticados, debatidos, contenidos y atendidos, abandonados y profundizados yo diría; “siempre en términos de conveniencia” y adaptándose, siempre los mismos a esos vaivenes. La responsabilidad sobre la “ruptura del tejido social” o la destrucción del empleo o de la producción seguramente hace que algunos varones sean “chorros o marginales“ como sugirió el secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, Sr. Emilio Pérsico, en el encuentro anual de la ACDE (Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas – denominado “Hacia un capitalismo más humano”.) y seguramente hace que el Estado direccione políticas asistenciales a las mujeres que generalmente son las que se ocupan de las tareas de cuidado dentro y fuera del hogar y hoy son titulares de las tarjetas de ayuda social. La formulación teórica de este funcionario, fue esta: “En la Argentina la ayuda social se dividió principalmente entre los niños y los ancianos, y en general siempre la que tiene las tarjetas de ayuda social en el barrio es la mujer. Esto destruyó e hizo que la mayoría de las familias sean matriarcales, donde la que conduce es la mujer y el chabón piró”, este Sr. Que es secretario del partido Político Movimiento Evita ¿? Como que el “chabón piró” ¿? Y explicó a continuación: “La única manera que el hombre tiene para volver a su casa y ver a su mujer es agarrar a cinco giles y llevarse cinco celulares a cinco mil pesos cada celular, o vender droga y caer en las enfermedades sociales. Eso ha destruido el tejido social, y hace que después estos compañeros tengan, como dicen los empresarios, una muy baja empleabilidad”. Este tipo de declaraciones, -jocosas y funcionales a su panel- son seguramente un triste dato de la realidad que supera lo anecdótico y que debería ser el motivo de trabajo y búsqueda de soluciones para este funcionario y para todos quienes tienen en sus manos transformar la realidad, pero no lo es y saben porque ¿? Porque hemos alterado la representación política de la ciudadanía, si, la que prevé nuestra constitución nacional, con un texto – discutible desde lo ideológico-, pero cada vez más olvidado desde las instituciones más cercanas a la comunidad.

Si, hablo de los Municipios  

Aquí quiero recordar que justo cuando nuestro país, tenía una planificación estratégica para atender las causas estructurales de la pobreza y la desigualdad, murió Néstor Kirchner. Ya había comenzado un ataque feroz contra quienes lo acompañaron que termino en persecución judicial y mediática vía lawfare y luego cárcel, de la que muchos dirigentes actuales se han hecho eco o han sido participes. De eso los “compañeros” saben y callan. (¡Tocarle el culo al león en América Latina para ser independientes y soberanos en nuestras decisiones no es gratis, nunca!). Emilio Pérsico puede atribuir la delincuencia de los varones al “matriarcado” que generan los programas de asistencia, puede cuestionar que quien tiene la tarjeta en su casa es la mujer, o que las familias sean matriarcales o que el “chabón piró”. Lo que me cuesta entender es las hoy llamadas “enfermedades sociales”, hurto, robo, venta de droga se naturalicen como en las letras de “L-Gance” y todo “Se igual” (como diría Minguito), cuando en un análisis precario, un diagnostico incompleto o un discurso jocoso e irresponsable se validan como tales.  Si se sistematizara y resumiera la información de que disponemos sobre los principales avances logrados en la implementación de los Programa de Asistencia 2003-2007 y las acciones que han facilitado  avances con ellos , si se repasaran e identificaran los objetivos ,que han tenido un escaso cumplimiento con  progresos discontinuos o, incluso, retrocesos, si esas lecciones con logros y temas pendientes y los nuevos asuntos emergentes, se miraran con seriedad para la definición de los temas que hacen hoy a nuestra población y a su desarrollo , que distinto seria todo. Solo lo propongo: apenas una descripción actualizada para contextualizar los debates en materia de población, territorio y desarrollo sostenible y analizar sus relaciones con las políticas públicas. En nuestra base de información y de trabajo 2003-2007, las necesidades de la comunidad, las enmarcábamos en dos grandes grupos : 1) Calidad de Vida y 2) Infraestructura Productiva (o para el desarrollo productivo), para ello la tarea era mirar y trabajar con los Municipios y los Estados Federales- nuestras Provincias-, fabrica natural de bienes y servicios públicos. La calidad de vida tiene que ver con el “tejido comunitario”, y sus grandes temas: Salud, seguridad, Educación, Deporte, Cultura, Higiene Urbana (hoy más que nunca). La Infraestructura es para combatir el desempleo y dinamizar la economía local , y tiene que ver con : Activar los Parques Industriales,  con la regulación del comercio , con los ajustes necesarios en la estructura tributaria , con el Fomento al empleo local , con las redes de comunicación física para el transporte de personas y cosas y también con la integración del sistema educativo, porque sin ello NO HAY  formación de capital humano y posibilidad de seguir hablando de “Economía con Rostro Humano” (como enseña Amartya Sen) o de “Hacia un capitalismo más humano“  (¿?), como se denominó el encuentro de ACDE de que participo el secretario del MDS Emilio Pérsico. Si no es por ahí, si no es federalmente, mirando el territorio, indagando las relaciones entre la población y el desarrollo sostenible, con propuestas políticas para promover relaciones armónicas y sinérgicas y actualizando el conocimiento desde la relación más básica entre la población y el territorio con el Intendente designado por su pueblo conocimiento no será posible un análisis integral. No hay desarrollo sostenible e igualdad con anteojeras. Es cierto que las brechas territoriales refuerzan las brechas nacionales en el desarrollo económico y social y, a su vez, son reforzadas por estas. Las declaraciones que motivan este análisis, parecen mostrar que el movimiento nacional encontró “nuestro “DIPY”, que ha aprendido muy bien las enseñanzas marginales de la ex Ministra Stanley para mirar desde Recoleta la realidad de nuestras comunidades. Que hoy Emilio Pérsico sea “el chabón que piró”, y retomemos el rumbo 2003-2007.

(1) Abogada/Identidadcolectiva.com.ar

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *