Salta-Argentina.- El jueves 3 de enero de 2019, Miguel Barrera asumió la conducción de la UTA (Unión tranviarios Automotor) Seccional Salta, luego de ganar los comicios el 18 y 19 de octubre de 2018.  Aunque el Balance aún no fue presentado por Jorge Flores, la situación del sindicato y de la obra social lejos está de ser positiva.

Miguel Barrera, secretario general de UTA Seccional Salta, en exclusiva habló sobre la situación del sindicato, las cuentas en el banco y los desafíos de la nueva conducción.

TRAZANDO EJES

El eje fundamental luego de haber tomado posesión en el sindicato es empezar el ordenamiento general tanto de la obra social como sindical. A días de la asunción, el estado es deplorable.  El edificio de la obra social está sin insumos al igual que la  farmacia. Aunque por el momento a las cuentas no tiene acceso,  asegura que el balance del mes de diciembre es cero. Barrera consideró que lo único ordenado en el gremio son las deudas y ello lo atribuye a una pésima gestión de Jorge Flores, dejando como saldo cheques diferidos y avizora que no será fácil ordenar las cuentas. De encontrarse irregularidades en la administración en los fondos del sindicato, se dará vista al Consejo Directivo Nacional para determinar las acciones legales pertinentes.

CONTROLAR LA ATENCIÓN

El sindicato va a trabajar a la par de las nuevas paritarias que tenga cada profesional al cual se le va a pagar como se debe pero también se le va a exigir el cumplimento de horario porque el afiliado no puede esperar los caprichos del profesional que pueda llegar a venir acá. Han sido reiterados los reclamos de los afiliados por la falta de atención de los profesionales.

INTERIOR SIN EXCLUSIÓN

En Orán, la UTA cuenta de 70 u 80 afiliados al sindicato y 4 o 5 a la obra social, por lo que trabajarán para que no tengan que viajar hasta la capital para lograr ser atendidos. La farmacia debe estar al servicio de los afiliados y sus familias, por lo cual se comprarán los remedios necesarios.

RELACIÓN CON OTROS SINDICATOS

La unión hace a la fuerza y en los tiempos de ahora los gremios tienen que hacer fuerza para ir contra las reformas laborales que el gobierno planea como arma para disciplinar a los trabajadores.  Es por ello, que Miguel Barrera piensa trabajar junto a Jorge Guaymás (Secretario General de la CGT Salta) y a Gustavo Soto (Secretario General de las 62 Organizaciones), secretarios generales de sindicatos de gran peso en las discusiones laborales y sociales.

Bajo la conducción de Miguel Barrera, la UTA Seccional Salta apuesta a pisar fuerte en la política sindical, sanear el sindicato y ofrecer el mejor servicio a sus afiliados es el motor de los ejes de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *