Buenos Aires-Argentina.- A partir de la publicación de esta columna, incorporamos a Pamela Vilán, acompañante terapeútico,  estudiante de psicología y militante de teatro y una mochilera del mundo, a quien le pedimos que nos envie un artículo sobre la angustia que provoca a los argentinos este momento de incertidumbre económica. Pamela entendió al instante la consigna y nos envió este texto que reproducimos a continuación.

LaColumnaNOA- Pamela Vilán, columnista, con un gesto desafiante.

 

“Empecemos con la definición  que es la angustia. Es un estado de  intranquilidad, inquietud causados por la amenaza de una desgracia o un peligro, con alarmas que hoy se alimentan con la tele o al leer el diario, o el mero hecho de caminar por las calles y ver que muchos de los comercios que antes estaban hoy ya no están. La inseguridad  cada vez está mas a flor de piel, inconscientemente repercute tanto en nuestro cuerpo, que genera angustia, ese temor que algo puede pasar. Eso desespera. El ser humano no puede controlar la angustia y la incertidumbre. Hoy todos padecemos de la misma enfermedad en diferentes niveles. Tenemos que saber encontrar ese equilibro, que por cierto es muy difícil.
Muchas consultas llegan a consultorios de psicólogos por la angustia de hoy, por el temor a ver cada vez más reducidos los ingresos y no llegar quizás a darnos ese gustito que antes quizás podía darnos. Hablo de la realidad de hoy, que cada vez es más difícil y dura, porque cuando vamos a hacer las compras las cosas son más caras. Las personas con sostén de familia tienen que esforzarse mucho más para no tener que llevar esa sensación de incertidumbre. Considero que es más complicado cuando uno es responsable de la casa. Es decir cuando esa persona – que trabaja- en el grupo familiar con hijos pequeños y quizás con esa mamá que no consigue trabajo. Esa persona debe cargar con esa mochila de responsabilidad y surge el temor para que a su familia no le falte nada.
Las Defensas
En cuanto a la salud nuestras defensas pueden bajar, porque nuestro cuerpo está alerta y responde. El cuerpo se expresa, y ahí bajan las defensas. El que no tiene una prepaga u obra social, los médicos no tienen los insumos , para poder atender a la gente. Ellos también padecen el hecho de no poder cumplir con su trabajo, cada vez se les proveen menos material , se cancelan turnos que quizás las personas esperaron por meses, y así se hace un circulo que se pierde mucho tiempo. No es en un área puntual de salud mental  es el ámbito de clínica general, y hay situaciones que ya no pueden esperar , menos la salud. Se requiere de medicación que no pueden proveer los médicos porque no la tienen. Ahora, imaginemos como vivimos , incertidumbre, angustia, el no saber desespera. Y eso no lo podemos evitar , algunos pueden manejarlo otros no, porque es grande el peso, volviendo al hecho de porque el que tiene la responsabilidad de cumplir a la familia hoy es el que sufre más de angustia.Para bajar esa angustia o poder controlarla, porqué a veces en la situación que hoy vivimos en nuestro país , es poder hablar con el otro, guardarse las cosas genera aún más y más sentimientos en nuestro cuerpo que pueden proocar que tengamos problemas de sueño, o dificultades de concentración, necesitamos sacar esa angustia (aunque sea un poco ) de nuestro cuerpo  y si lo compartimos con el otro. Es algo que tenemos que aprender poder hablar en casa, quizás pendiendo un plan de cuidado de economía , y tratar de dejar los problemas fuera del hogar , y cuando estamos en casa disfrutar de lo que tenemos, sentarse en la mesa, apagar la televisión, dejar los celulares, volver a esas épocas donde se hablaba en la mesa, donde podíamos saber del otro sin que sea por una red social. Hoy papás o mamás se comunican con sus hijos por whatsapp!!! Tratemos de cambiar esta dinámica. Está claro que la generación cambio y que no podemos luchar en contra de la tecnología. Tenemos que adaptarnos a esta nueva manera de convivir con el celular, tablets y relaciones virtuales, pero créanme si se podría lograr en casa poder tener un momento del día con la familia cenando o almorzando sin televisión, sin celulares y el diálogo es muy sano para establecer y fortalecer las relaciones vinculares”.
Más Info: +54911-2763-8196.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Turismo Low Cost: Una guía para recorrer Europa

Por Pamela Vilan (1) Si hay algo que nadie puede negar, es el placer que nos genera viajar…