Salta- Argentina.- Aerolíneas Argentinas es la línea de bandera que une las provincias argentinas aún cuando los servicios no son rentables y que seguro que las líneas aerocomerciales consideran un costo. Juan Pablo Armanino, Delegado Regional NOA del Gremio de Aeronavegantes -APA- en el  estudio de LaColumnaNOA-Tv se refirió a la situación de la empresa y  campaña de desprestigio, lanzada por el gobierno nacional, que afecta no solo a los trabajadores, sino al país “Aerolíneas es conectividad, es el país”. El gremialista sentenció: “No vamos a permitir que se privatice Aerolíneas Argentinas, porque la llevamos en la sangre”.

El 8 de noviembre, los gremios la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), la Unión de Personal Superior Aeronáutico (UPSA) y la Asociación del Personal Técnico (APA), realizaron una asamblea en sus puestos de trabajo por el reclamo por incumplimiento de acuerdo salarial. La ocasión fue aprovechada por el presidente Mauricio Macri, para decir que “la empresa (Aerolíneas Argentinas) es un costo para el país, que no puede ser que todos los argentinos que se han subido a un avión deban pagar por un servicio que no utilizan”. La campaña de desprestigio fue alimentada por los medios de comunicación macristas en coincidencia con la escalada privatista que se avizora desde los gremios de aeronavegantes.

“FUE UN ERROR CALLARNOS”

“El error fue habernos callado por mucho tiempo” esgrimió Armanino. Palabras tales como “Aerolíneas está quebrada y debemos pedir dinero al Estado”, o “la tiene fácil el ministro de Transporte de Perú porque no hay aerolínea de bandera”, del presidente de Aerolíneas Argentinas, Luis Malvino como del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, generaron que las alertas de amarillo pasen a rojo. Hay que recordar las palabras del presidente Macri cuando era jefe de gobierno de la CABA dijo, en un entrevista radial,”No nos hagamos cargo de lo que no podemos hacer con la plata de los contribuyentes” y destacó que él “nunca la hubiese estatizado. Es un disparate”. Luis Malvino sancionó a 376 trabajadores por haber asistido a las asambleas – que son  derechos constitucionales. Las suspensiones, según Armanino, representan un 60 por ciento del sueldo. Esta es la estrategia que el gobierno nacional desplegó para amedrentar a los trabajadores en su lucha. El ministro Dietrich lo había anticipado en la reunión anual de la Asociación Latinoamericana y Caribeña del Transporte Aéreo que se realizó en Panamá. Allí dijo que “el trabajo del ministro de Transporte de Perú es más fácil que el de Argentina porque no tiene” una línea de bandera.

LA CAMPAÑA

No faltan los oportunistas que salieron rápidamente a atacar a los trabajadores de Aerolíneas Argentinas y Austral, por ejemplo, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal manipuló cifras de más de 200 mil pesos como salario de los trabajadores. Tal vez  se refería al sueldo del Sr. Malvino quien cobra 537 mil pesos. Atacar por el bolsillo, cuando un obrero medio no cobra mas de 15 mil pesos, es la estrategia comunicacional de la gestión macrista. Lo hicieron primero con los docentes, luego con los jubilados y ahora con los trabajadores aeronavegantes. Gracias a documentos a los que pudo acceder LaColumnaNoa.com, se puede ver que los sueldos de los aeronavegantes no superan los 40 mil pesos, con descuentos por pago del impuesto a las ganancias y otros pasivos. Se tratan de sueldos con 6 años de antigüedad y horas extras. También se pueden ver los comprobantes de sueldos inferiores a ese monto.

FLYBONDI: EL AIRE INSEGURO

Las low cost (empresas de bajo costo) son noticia en redes sociales por los hechos de inseguridad que protagonizan. Claro está que los medios hegemónicos como el ministro Dietrich nada dicen, sino todo lo contrario ya que fomentan sus servicios alegando que la competitividad es la respuesta para el mundo de hoy. Armanino expresa que “hoy Flaybondi le está pagando a su personal entre 11 y 14 mil pesos hay una diferencia sideral en sueldos y en pago en seguridad. Con la seguridad no se juega no solo se castiga a la aerolínea de bandera que durante muchos años le ha dado mucho a los argentinos”. “Supongamos que Aerolíneas Argentina empieza a cortar rutas, yo tengo 3 problemas muy graves uno se llama La Rioja, Catamarca y Santiago del Estero donde dejamos de llevar sangre, muestras oncológicas,  prótesis. No estamos llevando soluciones.  Aerolíneas Argentina es conectividad federal,  Aerolíneas Argentina es el país. Lo único que les queda es ir hoy por Aerolíneas Argentina, cuando llega el avión llega el progreso en ciertas provincias”, concluyó Armanino

UNIDOS

Hoy la lucha es entre quienes defienden Aerolíneas Argentinas y quienes buscan su privatización, no hay medias tintas en esta historia que tuvo su origen en el gobierno menemista. Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca y La Rioja se aúnan diciendo “No vamos a dejar que se privatice, a Aerolíneas la llevamos en la sangre”. De ahora en más los reclamos y las medidas de fuerza se harán a nivel federal.

PLIEGO DE REIVINDICACIONES

Jueves 25 de septiembre del 2018,  deliberó el Plenasio Intersindical, Sindicatos Aeronáuticos Argentinos: APA, APTA, UPSA, UALA, APLA, ATEPSA, ATCPEA y aprobaron el siguiente pliego de reivindicaciones:

– Paritarias libres y sin techo en todas las empresas del sector;

– Rechazo de las políticas aerocomerciales impulsadas por el ministro Dietrich bajo la falaz consigna de la “Revolución de los Aviones”;

– Rechazo a la iniciativa de la Autoridad Aeronáutica ANAC en pos de la flexibilización y degradación de la actual normativa aeronáutica RAC;

– Rechazo a la flexibilización y precarización del servicio de rampa;

– Rechazo a la iniciativa de modificación y perdidas de garantías sobre el código aeronáutico argentino impulsado por el Gobierno Nacional;

– Rechazo a la actual política de liberalización de la banda tarifaria sobre los vuelos de cabotaje;

– Rechazo a las políticas de gobierno que fomentan el vaciamiento del grupo de bandera Aerolíneas-Austral;

– Rechazo al auspicio del Gobierno Nacional tendiente a la dessindicalización de la actividad;

– Rechazo al otorgamiento indiscriminado de rutas y certificados de explotador por parte de la ANAC a operadores de dudosa liquidez y/o capacidad operativa;

– Rechazo de los servicios de la navegación aérea;

_ Rechazo a la falta de inversión en infraestructura en la aviación civil argentina;

– Rechazo a las políticas de achicamiento de LAN Argentina intentando transformarla en un simple escala de la firma del holding LATAM.

– Rechazo a la realización de vuelos de cabotaje con aviones de matricula extranjera a Tucuman, Salta, Mendoza, Rosario y Córdoba;

– Falta de reciprocidad en acuerdos bilaterales;

– Rechazo a la precarización laboral mediante el formato de contratación “uasi” en un servicio público escencial, la IANA.

– Convenio colectivo sectorial para los trabajadores de la ANAC;

– Reactivación industrial de la fábrica de aviones FADEA.

SUELDOS: 2, 4 Y 6 AÑOS DE ANTIGÜEDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

EDITORIAL: PREPARAN TERRENO PARA EL DESGUACE DE AEROLINEAS ARGENTINAS Y AUSTRAL

El riesgo de perder las empresas de bandera Aerolíneas Argentinas y Austral, que pertenece…