Murió Kuky y por un tiempo se congeló el instante. Columnista de Salta 21 con sus versos abiertos, de una literaria militancia singular, hizo estallar la palabra en plurisémicos sentidos. Mi forma de agradecer tu paso por esta vida, defensora, gladiadora de las letras, es a través de la palabra. Para vos, Kuky, unos versos.

Como la Metis

A Kuky Leonardi de Herrán

Los versos de tu columna 
las encolumnadas palabras de tus versos 
han hecho historia,
matado silencios.
Con tu pluma derribaste el plomo
de las botas soldadito.
Con tu ángel y demonio
a las fieras del poder
viste pasar todas 
por la sangre tinta roja 
de tu vara poeta.
Anclada en un siglo de lucha, de mujeres
Tigre y Sombra y Grito.
Estandarte es tu poesía; escudo el verso
y espada la metáfora
que defiende a los pobres de los infiernos.
Ojos clandestinos de lucha
nacieron esa vez cuando “incendiaria” me llamaste
y a tus líneas decidí pertenecer.
Como mujer aroma de inconformismo 
canta en la memoria de la boca: la justicia.
Del corazón, la sensatez; de tus manos, la paz…
Y de tu pluma la voz que arde para siempre el fuego 
eterno 
de 
la 
revolución.

Romina Chávez Díaz

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *