Salta-Argentina.- Beatriz Fernández, Claudia Perea y Fernando Quispe, enfermeros autoconvocados, visitaron LaColumnaNoa.Com-Tv el miércoles 23 de mayo de 2018, para denunciar la situación irregular que afrontan con las empresas que contratan sus servicios con la figura del monotributo. “El día que nosotros dejemos de ir, ustedes lo van a sentir y nos van a necesitar. Entonces tenemos que despertarnos. Hace dos años que vienen echando la culpa a la pesada herencia cuando las cosas ya se tendrían que haber arreglado”, aseguró Beatriz Fernández, enfermera egresada de la Cruz Roja. También culpó a los gremios de este sector: FATSA y ATSA , porque ninguno respondió a sus reclamos.

Beatriz: ¿Cuál es el problema que ustedes afrontan en este momento?

Beatríz Fernández: Nos autoconvocamos, porque tenemos un vacío legal en lo referente a internación domiciliaria. Lamentablemente tocamos puertas en los distintos gremios, porque no contamos con un aval gremial, y en la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina- ATSA- que en teoría nos debería nuclear y quien firmó un convenio con la Federación Argentina de Trabajadores de la Sanidad Argentina- FATSA que nuclea ATSA y a todos los sindicatos de la sanidad de Argentina. Redactaron en 2016 un convenio a nivel nacional que lamentablemente no se respeta. El año pasado pedimos una reunión con ATSA, gentilmente nos abrieron las puertas, pero no obtuvimos ninguna repuesta, sólo fueron promesas y compromisos que a futuro irían con el Ministerio de Trabajo. No nos respetan el convenio, porque aducen que no estamos blanqueados, ya que nos piden que seamos monotributistas. Entonces de ahí se agarran las empresas para decir que no somos empleados con relación de dependencia. Esta es una imagen fraudulenta del monotributo, porque  en este caso, no somos independientes. En este caso los enfermeros no son independientes, porque uno puede elegir qué paciente asistir, pero no puede escoger los horarios, días y el costo de la atención. Eso lo decide la empresa, que inclusive de acuerdo a los honorarios, también salimos a las calles, porque sabemos que el valor por módulo del paciente es uno. Sin embargo la empresa paga $ 55 e incluso $ 80.

Soledad Caminos:  ¿La hora está fijada en $120, verdad?

Claudia Perea:  De acuerdo al convenio sí

Edgar Castillo: Claudia: ¿Cuál fue la repuesta que obtuvieron gracias a las marchas que realizaron?

Claudia Perea: Nos autoconvocamos el 11 de mayo y tuvimos una repuesta importante de parte de nuestros compañeros. Calculamos que somos alrededor de 500 enfermeros domiciliarios y esperamos que los compañeros se sigan sumando y apoyando esta lucha, que se realiza por nuestros derechos y para que se respete nuestra profesión. Queremos que se cumpla este Convenio Colectivo de Trabajo firmado por FATSA y también por la Cámara Argentina de Empresarios de Internación Domiciliaria. Estas empresas que nos toman bajo la figura legal del monotributo como algo encubierto para no cumplir con este convenio vigente desde el 23 de agosto del 2016 que no se cumple, porque no nos blanquean.Es un instrumento legal que nosotros tenemos y que queremos hacerlo valer. Queremos que se cumpla para tener todos los derechos que un trabajador tiene, como son las vacaciones, el aguinaldo, etc.

Soledad Caminos: Presentaron en el Ministerio de Salud un petitorio para solicitar la creación de un Ente Regulador.

Fernando Quispe:  Junto con varios compañeros presentamos un petitorio al Ministerio, porque somos parte. Actualmente este equipo de salud trabaja a domicilio y nuestra función es la promoción y prevención del paciente en su domicilio. Lo que sucede es que estas empresas lucran con nosotros sin tener ninguna responsabilidad del trabajador.

Edgar Castillo: ¿Cuáles son esas empresas?

Fernando Quispe: Truman Salud, MediHome, Medidom, Más Salud, Aliviar, Sanity Care. Son cerca de diez empresas que brindan este servicio. Lo más gracioso es que el sector de enfermería no tenemos un representante que haga cumplir el convenio.Nos sentimos marginados.

Beatríz Fernández: Nosotros no podemos convocar un paro general, mientras que el gremio de la salud sí puede, porque no contamos con un gremio ni una personería jurídica. Ningún respaldo legal.

Edgar Castillo: Al no tener un respaldo gremial, cualquier empresa puede pagar lo que ellos quieren.

Claudia Perea: Claro. Las empresas tienen dos modalidades de trabajo: una es la del cuidado del paciente, que las obras sociales cubren 8, 16 o 24 horas en domicilio. Es decir el enfermero está al lado del paciente brindándole los cuidados que necesita. A ellos se les paga por hora. La otra modalidad es la visita domiciliaria, que de acuerdo a su disponibilidad, se manejan en auto, moto o colectivo. A ellos se les paga por visita. Todos bajo la figura del monotributo. En este caso, los compañeros no están cubiertos contra accidentes. No tienen ART, o sea que nadie se hace cargo si se accidentan.

Edgar Castillo: El problema es que al no tener respaldo gremial, nadie puede luchar por sus derechos.

Beatríz Fernández: Eso es lo que solicitamos. Que al menos si no es un gremio, que el gobierno o los diputados revean esta situación o que se haga algún arreglo. Y a futuro veremos si podemos crear algún gremio, ya que no nos representa ni nos ampara nadie. Creo que la visión actual de ATSA es otra perspectiva. No ven la problemática del  trabajador. A fines del año pasado yo planteé que teníamos que rever la situación y me respondieron que el gremio apunta a la infraestructura: una escuela, un salón, etc. ATSA puede crear una escuela, pero si no existen los medios para ir a la escuela, no sirve de nada.

Edgar Castillo: Ustedes ¿Son egresados de la Cruz Roja o de la UNSa?

Claudia Perea: Provenimos de distintos sectores. En mi caso soy egresada de la UNSA, Fernando Quispe, del Instituto Ramón Carrillo y Beatríz Fernández, de la Cruz Roja.

Fernando Quispe: El personal que nos representa no pone esa representatividad al 100% como tendría que ser. El sector de enfermería es un sector marginado, en condiciones inferiores, por ejemplo, todos los años tenemos seis meses de concurrencia en hospitales, es decir pasantías, que no son pagos. Tenemos gastos en transporte, en insumos de higiene, uniformes y cada uno tenemos nuestra familia. Son prácticamente 7 horas que no tenemos ningún tipo de ingreso.

Beatríz Fernández:  Además nada nos garantiza que después de la concurrencia quedemos efectivos en planta permanente o contratados. Nada asegura nada. Además la situación económica afecta no sólo al sector de salud, sino a todos. Nosotros siempre defendemos la enfermería. Los acompañantes terapéuticos directamente no tienen un marco legal, ellos están peores que nosotros incluso. El sector salud siempre ha sido desprotegido, pero hoy más.

Claudia Perea: El sector de internación domiciliaria va creciendo, porque a las obras sociales les conviene contratar este servicio para pacientes crónicos, porque sube la expectativa de vida de la sociedad y a las empresas les conviene la internación domiciliaria que requiere mayores servicios a medida que pasa el tiempo y no nos quieren blanquear como corresponde. Hay que tener en cuenta que algunas empresas tienen más de 20 años y que han lucrado y han ganado bastante dinero a costa de nuestro trabajo.

Beatríz Fernández: El PAMI ya está reduciendo este servicio. Están dando de baja a pacientes que tienen internación por un año y que están postrados.

Soledad Caminos:  ¿Cuáles son las próximas medidas que tomarán?

Beatríz Fernández:  A futuro la idea es continuar con las reuniones, los petitorios, seguir tocando puertas. En alguna nos escucharán. Y seguir invitando para que nos acompañen.

Fernando Quispe: La idea es defender los derechos de cada trabajador y de los futuros colegas que están en camino. Invitamos a todos los estudiantes universitarios y terciarios para que se sumen, ya que próximamente estaremos organizando una marcha.

Beatríz Fernández: Incluso ya se están convocando a nivel nacional. Hay que unirse. El pueblo tiene que salir. Si seguimos mirando la televisión, vamos mal.

Edgar Castillo: ¿Cuál es el mensaje final?

Beatríz Fernández: Quiero dirigirme a los colegas y a la comunidad en general, porque vienen por todo. No es sólo el sector de internación domiciliaria y esto compete a todos, no sólo a nosotros, porque vamos a sus domicilios y atendemos a sus familiares. El día que nosotros dejemos de ir, ustedes lo van a sentir y nos van a necesitar. Entonces tenemos que despertarnos. Hace dos años que vienen echando la culpa a la pesada herencia cuando las cosas ya se tendrían que haber arreglado. Gobiernos anteriores arreglaron situaciones como estas en dos años y esto cada vez viene peor.

Claudia Perea: Yo quiero dirigirme a todos los colegas para pedirles por favor que nos acompañen en esta lucha para que aprendamos a defender nuestros derechos y para que no nos sigan manoseando ni esclavizando. Ellos tienen ganancias extraordinarias y nosotros vivimos el día a día con muchas necesidades.

Fernando Quispe: Particularmente quiero dirigirme al Ministerio de Salud para que intervenga sobre este sector de enfermería que tras de cada trabajador hay una familia. Nuestra situación no alcanza para cubrir la canasta familiar. Por eso, invitamos a toda la población, a los compañeros y a los futuros colegas que nos acompañen en esta lucha porque también es el derecho de cada uno de ellos.

Edgar Isaac Castillo-Soledad Caminos-Beatriz Fernández-Claudia Perea-Fernando Quispe.
Edgar Isaac Castillo- Beatríz Fernández-Claudia Perea-Fernando Quispe.

Check Also

BEATRIZ FERNÁNDEZ (ENFERMERA): “SOMOS NINGUNEADOS POR EL GOBIERNO DE URTUBEY”

  Salta-Argentina.- Profesionales de la enfermería celebraron su día de una manera mu…