Salta- Argentina.- El secretario general de ATE-Salta, Juan Francisco Arroyo y los dirigentes Julio Molina y Raúl Rodríguez, de la comisión directiva del gremio reclaman por las trabajadoras Malvina Soledad Pachado y Madgalena Marilin Castillos despedidas sin causa alguna por la intendente de ese municipio, Rita Susana Carreras junto a 24 compañeros.

Esta situación se origina con la cesantía de 26 empleados municipales, y se agrava, porque Malvina Pachado, con 8 años de antigüedad en el municipio, se encontraba embarazada y dio a la luz a su bebé el 23 de enero 2018– tercer hijo- durante la medida de fuerza.  Debemos recordar que los mencionados trabajadores celebran contratos en “negro” anuales con la municipalidad. Este año el gremio exigió que se respeten los acuerdos anteriores  mediante un acta y la intendente reincorporó a  24 empleados con una merma salarial de $ 6.500 a $ 4.500 con el aval insólito del Ministerio de Trabajo de la Provincia y paralelamente decidió en forma unilateral no reincorporar a estas 2 trabajadoras con la pérdida de sus puestos de trabajo, salario y beneficios de la obra social. Las dos mujeres en “rebeldía”, se han encadenado en la puerta del municipio para exigir su reincorporación inmediata. Un detalle: Malvina fue notificada por la fiscalía para que deponga la actitud de su reclamo junto a su bebé recién nacido. Al aplicar esta prohibición, impide que la madre amamante a su hijo. Por su parte, la intendente hace oídos sordos a este reclamo y envió un mensaje a los dirigentes sindicales que necesitan que la puerta del municipio quede liberado en las próximas horas para la realización de los Corsos de Moldes que tradicionalmente se realizan frente a la Plaza y que este año curiosamente han proyectado hacerlo en la calle del edificio municipal. Para cumplir con esta medida, piensan desalojar a las huelguistas de ese lugar. El gremio anticipó que resistirá hasta las últimas consecuencias. “No nos moveremos de acá hasta que estas dos mujeres sean reincorporadas a sus puestos de trabajo en las condiciones que marca la Constitución Nacional y el Convenio de la Organización Internacional del Trabajo –OIT-”, afirmó una fuente sindical de ATE. También circuló la versión de que la Municipalidad habría tomado esta decisión de despedir a estas dos mujeres en revancha, porque saben que han trabajado en la campaña electoral para el candidato oficial del PJ, Ginés Ballesteros, quien perdió los comicios el año pasado.

TESTIMONIOS

Magdalena Marilín Castillos: “Desde el lunes 29 de enero, realizamos esta medida de fuerza para reclamar por nuestra reincorporación.  Acá, la pasamos muy mal con mucha angustia y con impotencia. Nunca hubo diálogo con la intendente. Sólo pudimos conversar con el secretario de gobierno y ex delegado de ATE,  Omar Carrasco, quien  nos dijo que la cesantía es una medida irreversible. Vamos a seguir con esta medida de fuerza y si no hay respuesta hasta el próximo viernes, haremos una huelga de hambre. Mañana, se reuniría Juan Arroyo con la intendente para destrabar este conflicto”.

Malvina Soledad Pachado: “Estamos de paro, porque la intendente nos cesanteó y nos prometió renovar el contrato por un año y cuando di a la luz me comunicó que estaba despedida después de 8 años con contrato. No puedo tenerlo a mi hijo a mi lado, porque la intendente me hizo una denuncia por protección al bebé. Sin embargo, ella no paga  nacimiento por Jeremias ni el salario por hijo. A 40 compañeros les bajo el salario de $ 6.500 a $ 4.500. Yo cobraba un básico de $ 950 y un total de $ 6.500 con el salario por hijo de $ 1.000″.

Juan Arroyo, secretario general de ATE, en la manifestación de los trabajadores de Cnel. Moldes.
Malvina Pachado, despedida por la intendente de Cnel Moldes, amamanta a su bebé.

Check Also

Juan Arroyo: “ATE es un gremio muy pluralista”.

Salta-Argentina.- En una entrevista con LaColumnaNOA, el secretario general de la Asociaci…