Salta-Argentina-. Han pasado 12 días desde que 75 miembros de la comunidad wichí de Misión Chaqueña, de la localidad de Embarcación, llegaron a la capital salteña para ser recibidos por la ministra de Educación, la profesora Analía Berruezo ante el compromiso firmado para designar a Ana Delia Villafuertes en la Dirección de la Escuela N° 4528. El acampe en inmediaciones al Cabildo responde al pedido de una Ley de Educación Indígena que respete la cultura de los originarios y permita la transmisión de generación en generación. “Queremos la participación de los pueblos indígenas en la educación de nuestros hijos para que no pierdan su cultura y así mantengan su visión cosmogónica”. Lecko Zamora y Leonardo Pantoja, referentes wichí, dialogaron con LaColumnaNOA.com

Lecko Zamora, reside en la provincia vecina del Chaco y aunado al reclamo de la comunidad se encuentra en el acampe junto a su pueblo. Reconocido activista por los derechos de los pueblos originarios a nivel internacional. Bien dicen que nadie es profeta en su propia tierra. Más aún en el gobierno del Juan Manuel Urtubey que no reconoce de los derechos fundamentales a la vivienda, el trabajo, y a las condiciones dignas de vida para los pueblos originarios de la provincia. Tras las inundaciones que se vienen produciendo en diferentes localidades es que han tenido voz los “nadies”, esos que tan solo importan en tiempos de elecciones.

A continuación las expresiones más destacadas del diálogo mantenido con Lecko Zamora y Leonardo Pantoja

Lecko Zamora, autor de dos libros y varios artículos publicados en periódicos y en revistas universitarias. Músico de inspiración chamánica, visitó a pueblos indígenas de casi todo el continente americano. Trabajó en el Instituto de Cultura del Chaco. Miembro de la Comisión Asesora del Programa Pueblos Indígenas de la Universidad Nacional del Nordeste- UNNE y brinda cursos sobre diferentes aspectos de las culturas de los pueblos indígenas.

  • El reclamo es justo y el Estado debe escuchar lo que nuestra comunidad está pidiendo que es una ley de educación indígena contemplada dentro de la educación nacional, de la ley provincia de educación y también en el convenio 169 donde especifica claramente la participación de los pueblos indígenas en la educación de nuestros hijos para que no pierdan su cultura y mantengan su visión cosmogónica. Es necesario que tengamos una escuela que sea dirigida por la comunidad y de esta forma se pueda preservar  nuestra lengua. Hasta ahora van maestros y profesores pero no saben hablar nuestro idioma y tampoco saben nuestra cultura entonces es difícil mantener nuestra forma de ser y hemos notado que hay muchas deficiencias de la escuela. Nosotros sabemos lo que queremos, y somos orgullosamente argentinos.
  • Desde hace muchos años reclamamos, en 2007 cuando se tomó la escuela por malversación de fondos y por abuso de profesores a niños y niñas, se hicieron muchas asambleas, se escribieron cartas pero nunca hubo una atención seria, no hubo una respuesta clara hacia el pedido de la comunidad.
  •  Argentina siempre fue racista con relación a los pueblos indígenas después de que nosotros hemos ayudado en la independencia del gobierno español, apuntaron los fusiles a los pueblos indígenas para apoderarse de nuestros territorios y después se nos impuso otras formas de seguir colonizándonos a través de las sectas religiosas en donde se nos prohibía hablar nuestra lengua.
  • Por las formas de tratarnos todavía es que queda la figura que pintaron del indio salvaje, del indio vago, del indio  borracho que es la figura que le conviene a la gente para seguir manoseando e imponiendo cosas y se nos niegan por ejemplo y claramente la formación de nosotros, porque el sistema educativo no contempla nuestros valores, nuestra cultura, ni siquiera utiliza el idioma.
  • En la ley de educación debería por lo menos prever un instituto de lenguas para que los profesores que van a los comunidades por lo menos sepan lo básico del idioma. Parece que todavía prevalece el concepto sarmientista y de prejuicio.
  •  Hay que pertenecer a los partidos políticos que responden a su propia ideología y lo nosotros necesitamos a representantes pero elegidos por nosotros mismos para que sean voz y mirada de nosotros, por eso es necesario democratizar más a este sistema que se cree democrático .
  • Hay un despertar y un progreso en el pensamiento, en la psiquis de nuestros co-provincianos que ya no son apáticos o no están en silencio.
  • los medios que se portaron muy bien con nosotros están reflejando la verdad.
  • Nosotros no estamos en contra del Estado, sino pidiendo que cumpla en respetar nuestros derechos, la identidad que esta contemplado en las leyes.

Leonardo Pantoja, referente de comunidad Misión Chaqueña- Localidad de Embarcación.

  • El engaño es tan grande del Estado, estuvimos en nuestra comunidad reclamando por nuestras escuelas. La ministra Berruezo fue allá y nos engañó, porque violó el compromiso firmado cuando pedimos por una directora wichí. Nos dijo que nos esperaría en Salta y cuando llegamos se lavó las manos.
  • Ante el incumplimiento y la mentira, los 75 miembros de la comunidad decidimos quedarnos en la plazoleta esperando que nos recibiera la ministra y el gobernador.
  • En todas las escuelas de las comunidades no salen muchos hermanos profesionales, porque cuando ellos van a las ciudades, en las universidades y en los terciarios, esos chicos se encuentran con una pared mas grande que estos edificios entonces con esa falta de capacidad y  conocimiento tienen que volverse a sus casas, trabajar en la fincas, agarran los vicios, y se pierden los chicos.
  •  Cuando nosotros tuvimos una reunión con derechos humanos, el ministro Marcelo López Arias, nos dijo que no hay leyes que nos respalden para llegar a ser administradores en nuestra propia comunidad. Aquí no hay hermandad, aquí hay racismo, hay genocidio, es gravísimo esto para nosotros, los pueblos originarios.
  • En casa de gobierno dejamos una carta para Urtubey, que el mismo López Arias nos dijo con los referentes presentes que se la entregaría para que nosotros podamos dialogar esta problemática profunda del pueblo indígena. Estamos esperando y hasta que no haya solución no nos moveremos y se sumarán dirigentes de otras comunidades.

Cuando la letra es muerta, los derechos se deben pelear con el cuerpo, es esto lo que hacen los miembros de la  comunidad wichí, necesitan ser escuchados y respetados por las autoridades y por la sociedad toda.

De izquierda a derecha: Leonardo Pantoja y Lecko Zamora

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

OCTORINA ZAMORA (WICHI) AMENAZO CON ENCADENARSE EN CASO QUE URTUBEY NO RESPONDA AL RECLAMO DEL PUEBLO WICHI

Salta-Argentina.- Octorina Zamora, dirigente de la comunidad wichi, conversó con LaColumna…